compartir en:

Cuernavaca, Morelos.- La intoxicación del veneno de alacrán depende en gran medida de la edad y el peso de la persona, por ello la importancia de recibir de inmediato el antídoto.
Estudios del Instituto de Biotecnología de la UNAM indican que en el mundo existen mil 500 especies, de las cuales 221 habitan en México y, una de las más venenosas se encuentra en Morelos, el C. Limpidus limpidus o “alacrán güero”.
Según la Secretaría de Salud se trabaja para que en comunidades rurales se acabe con la desconfianza ante el suero antialacránico, ya que de no recibirlo a tiempo las personas pueden morir.Marco Antonio Ocampo Salgado, responsable estatal del Programa de Alacranismo de los Servicios de Salud, indicó que la intoxicación del veneno es diferente en cada persona, depende la edad y peso, por ello los más afectados son niños y adultos mayores.
Cada persona recibe diferentes dosis, algunas necesitan hasta 8 frascos, otras solo una, “los niños tienen menor masa corporal por lo que el veneno se expande más rápido por su cuerpo, por eso es importante que acudan de inmediato al centro de salud para recibir el suero”.
En lo que va del año se han presentado cinco mil 418 casos de picaduras de alacrán y se han aplicado nueve mil 211 dosis del suero antialacránico. 

"Lo más efectivo y que no pone en riesgo la vida es acudir al centro de salud y que les apliquen el suero antrialacránico.” Marco Antonio Ocampo, Programa de Alacranismo SSM

El veneno, benéfico para la salud
Su veneno contiene péptidos que logran controlar las enfermedades inmunológicas. Por ejemplo, son muy efectivas  para evitar el crecimiento de ciertos parásitos que causan el paludismo y la malaria.

 

Marcela García / [email protected]  /  Diseño: Erika Torres