Especialistas de Centro de Ciencias de la Atmósfera (CCA), de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), informaron que al menos 29 ciclones y huracanes podrían presentarse durante la presente temporada en ambos litorales del país.

La investigadora del CCA, Rosario Romero Centeno, explicó que aunque el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) no ha dado a conocer todavía su pronóstico para dicha temporada, existen datos de centros de Investigación de Estados Unidos que hacen prever una temporada “ligeramente por encima del promedio histórico”.

En conferencia de prensa, detalló que lo anterior se debe a que podrían presentarse hasta 14 ciclones del lado del Océano Atlántico, de los cuales siete podrían alcanzar la categoría de huracán y de estos, tres o cuatro alcanzarían categorías de 3 a 5 en la escala Saffir Simpson.

Mientras tanto, para la cuenca del Pacífico Oriental, todavía no se han emitido pronósticos, pero si se considera el promedio histórico que es de 15 ciclones, se podrían esperar al menos ocho con categoría de huracán de los que tres o cuatro tendrían una categoría alta.

Romero Centeno aclaró que no es posible saber con anticipación qué zonas serán afectadas durante la próxima temporada, pero sí se puede prever a partir de los estados que históricamente han sufrido estragos.

Prácticamente, dijo, todas las entidades costeras son vulnerables, pero hay mayor probabilidad de que un ciclón tropical penetre al territorio por Baja California Sur, Sinaloa, Oaxaca, Guerrero, Michoacán y Jalisco (por el Pacífico), principalmente durante los meses de septiembre y octubre.

Por el Golfo de México y Mar Caribe, los estados más afectados serían Quintana Roo, Veracruz y Tamaulipas, sobre todo en agosto, septiembre y octubre.

Precisó que la temporada de huracanes inició el pasado 15 de mayo en el Pacífico y lo hará el 1 de junio en el Golfo de México y Mar Caribe para finalizar en ambos litorales el 30 de noviembre.

Por su parte, la investigadora del CCA, Graciela Raga, detalló que para que ocurra un ciclón tropical se requieren “ingredientes” específicos: como temperatura cálida superficial del mar, humedad a nivel medio de la atmósfera y cizalladura de viento, que es la diferencia en la velocidad o dirección del viento entre dos puntos de la atmósfera terrestre.

Asimismo, dijo, hay eventos como El Niño y La Niña, que influyen de manera importante en la generación de ciclones en el Pacífico y el Atlántico, pero para este 2018 sólo hay un 50 por ciento de posibilidades de que ocurra el fenómeno El Niño.

Raga consideró además que el cambio climático podría ocasionar una disminución en el número total de ciclones tropicales, pero los que se formen serán de intensidad mayor.

Asimismo, los sistemas que no alcanzan categoría de huracán son llamados "tormentas tropicales" y que ocurren con mayor frecuencia, además de que causan lluvias intensas, inundaciones, deslaves y avalanchas de lodo, tanto en zonas costeras como tierra adentro. “Así que no hay que desestimarlas ni estar alertas solamente ante huracanes de categorías altas”, recomendó.

Finalmente, Romero Centeno comentó que cada año se incrementa la población que vive en zonas costeras, lo que aumenta su vulnerabilidad. Por ello, la académica recomendó estar atentos a los avisos del SMN y de los encargados locales de protección civil.

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...