compartir en:

Londres.- Un hombre que fue detenido la víspera en las afueras del Palacio de Buckingham, residencia oficial de la reina Isabel II, gritó en varias ocasiones "Alá es grande", confirmó hoy la Policía Metropolitana, Scotland Yard.

Tres policías resultaron heridos mientras intentaban arrestar al hombre, de unos 26 años y armado con una espada de 1.22 centímetros de longitud. Un tipo de gas incapacitante fue utilizado para neutralizar al sujeto que atacó a los uniformados, informó la Policía.

Dos de los oficiales fueron trasladados a un hospital para ser atendidos de heridas en los brazos y manos, pero ya fueron dados de alta.

El hombre que portaba el arma fue arrestado por daños corporales graves y agresión, y este sábado las autoridades iniciaron una investigación de los hechos con base en la ley antiterrorista.

"Los detectives de la Policía Metropolitana de Lucha Antiterrorista están investigando el incidente", informó el organismo en un comunicado.

El sujeto manejó su auto hasta las puertas del palacio y se detuvo en una zona restringida, por lo que la policía atendió de inmediato el incidente, según testigos presenciales citados por la cadena británica BBC.

"Los policías vieron que llevaba un cuchillo muy grande en el coche y procedieron a detenerlo", señaló el comunicado.

Reino Unido se encuentra en alerta terrorista severa, que significa que un ataque es “altamente probable” y uno antes del máximo nivel.

Este año ha habido tres ataques terroristas en el país, dos atropellamientos en el centro de esta ciudad y un ataque con bomba tras un concierto de Ariana Grande en la ciudad de Manchester, norte de Inglaterra.