Cuernavaca, MORELOS.- Es muy común hacerse a la idea de que  ahorrar implica tener que apartar un dinero a largo plazo.
Sin embargo, el factor clave para tener un ahorro significativo es empezar a una edad temprana, incluso desde la niñez.
La razón es que es más fácil, porque no hay tantos compromisos, a diferencia de una persona, por ejemplo, de 40 años, que ya tiene una familia y más gastos.
Sin embargo, en cualquiera de los casos, se necesita una disciplina arraigada y, con voluntad, se puede lograr apartar una cantidad, que puede servir para emergencias u otras cuestiones, como la compra de un carro o un viaje.
A continuación conocerás algunas recomendaciones sobre cómo lograr ahorrar sin necesidad de sufrir o pasar carencias en el proceso.

LO PRIMERO: UN PRESUPUESTO
Se trata de determinar tus ingresos así como tus gastos, para ver con qué cantidad dispones para ahorra.
Para este propósito, no necesitas más que una hoja donde escribas por un lado tus entradas (salarios, empleo extra, ventas por catálogo).
Asimismo, en otro lado, deberás escribir tus salidas de dinero (electricidad, agua, teléfono, tvcable, alimentos, pasakes, recreación).
El siguiente paso es restar los egresos a tus ingresos.  La diferencia será tu liquidez. Determinarla también te permitirá identificar gastos hormiga, para que sean eliminados por completo.

OPTA POR ABRIR UNA CUENTA BANCARIA PERO SÓLO ÚSALA PARA AHORRAR
Una vez elaborado tu presupuesto y designado una partida para ahorrar, es necesario que separes esta cantidad en una cuenta.
La finalidad es que este recursos permanezca intacto y libre de cualquier tentación de gasto posible.
Ten en cuenta que la cuenta bancaria donde deposites tus ahorros te brinde el rendimiento más atractivo del mercado, para que de esta manera tu dinero vaya aumentando con el paso del tiempo y sobre todo esté libre de los incrementos de la inflación, que pueden restarle poder adquisitivo.

APARTA POR LO MENOS LA DÉCIMA PARTE DE TUS ENTRADAS
Los expertos recomiendan apartar 10 por ciento de todos tus ingresos porque es una cantida prudente que no te causará problemas de liquidez.
No lo veas como un pesar, sino como una inversión que mes con mes te dará intereses, aunque pocos, pero a la larga se irán incrementando hasta que tengas una buena cantidad ahorrada.

SACA TODAS LAS TARJETAS DE TU CARTERA
Lo anterior permitirá que no gastes por impulso. Aunque en ocasiones un pequeño gusto es necesario, recuerda no abusar.
De esta manera, si algo no te hace falta, pues evitarás dar el tarjetazo ante las irresistibles promociones de las tiendas departamentales o con las compras a meses sin intereses.

CONSIGUE UNA BOTELLA PARA GUARDAR EL VUELTO
Aunque ya tengas tu cuenta abierta, otra manera de ahorrar es disponer de una botella, bote o alcancía, para guardar las monedits que te vayan sobrando en los vueltos de las compras o en la ruta.
Al principio verás que es poco lo que se junta, pero con el paso del tiempo, tendrás efectivo que podrás utilizar para una emergencia, y dejar el dinero de tu cuenta intacto.
Haz el intento por ahorrar de esta manera y verás los resultados que obtendrás.

 VIGILA LOS RETIROS EN EL CAJERO
La importancia de este punto es que sólo dispongas de lo necesario, y el presupuesto te ayudará, pues al definir tus gastos semanales o mensuales, será difícil que caigas en la tentación por compras superfluas.
Ajustarte al plan de ahorro hará que haya disciplina financiera, con la posibilidad de que puedas destinar aún más dinero para la cuenta y así tu patrimonio siga incrementándose.

PREGUNTA SI EN TU EMPRESA EXISTE UN PROGRAMA DE AHORRO
En muchas empresas existen cooperativas o sociedades que se crean con la finalidad de ahorrar entre todos los empleados.
La ventaja es que la cantidad que determines para ahorrar te será descontada de tu sueldo, y ya no podrás gastarla. Algunos fondos de ahorro te permiten duplicar la cantidad de tu inversión.

Por: Ddm Redacción /  [email protected]

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...