CUERNAVACA, MORELOS.- Doña Jovita Díaz Flores, de 83 años, es vendedora desde hace aproximadamente 60 años, pues ofrecía sus productos en el llamado “mercado viejo”, el cual estaba ubicado en la calle Degollado y Guerrero, ahora conocido como “la fayuca”.
Actualmente, vende semillas, velas y otros productos con su hijo Juan y su nuera “La Güera” en la  nave del centro comercial “Adolfo López Mateos (ALM)”.
Por obvia razón es fundadora y dijo que sabe agradecer a Dios, sus hijos y compañeros de oficio.
Jovita empezó muy joven a vender frijol en la banqueta, donde sólo la protegía un viejo techado; tiempo después, la pasaron a lo que ahora es el mercado ALM.
“Amanecí esa mañana del 27 de octubre de 1964 vendiendo mis semillas en este gran mercado y desde ese día hasta hoy sigo aquí, vendiendo lo mismo.
“Estos locales fueron dados a nosotros, no comprados. Los otorgaron a cada uno en ese tiempo por vía de un sorteo y a mí me tocó la fortuna de recibir una accesoria porque también pude haber recibido un local (de enmedio), pero tuve suerte y fue accesoria lo que me toco recibir”, contó aún emocionada
“Soy madre de seis hijos: Joaquín, Gloria, Gonzala, Esperanza, Verónica y Juan Peralta Díaz, ellos son mis queridos hijos y casi todos se dedican al comercio, pero le aclaro que todos son estudiados, aunque sea una carrera chiquita, todos estudiaron.
“Eso me enorgullece y más que de este querido puesto saqué adelante a mis hijos. Ellos hacen lo mismo con mis nietos, pues tienen sus locales y con eso dan estudio a mis lindos nietos. Me da mucha alegría porque son gente de bien; nunca en todo este tiempo que tenemos aquí se han peleado con algún compañero comerciante y eso es por el respeto que les he inculcado a ellos”.
“En cuanto al festejo, lo paso trabajando, esa es mi forma de festejar, pero quiero mandarles una cordial felicitación a todos mis compañeros para ese gran día de aniversario”, finalizó doña Jovita.

‘Quiero agradecer a mis clientes, pues son lo más bello que tengo y los conozco desde hace muchos años. Estamos para servirles en el mercado, por ello he modificado mi local para poderles dar mejor atención.’ Jovita Díaz Flores, fundadora del mercado ALM.

Desde chica. Doña Jovita comenzó vendiendo frijolen la calle, pero tuvo la fortuna de recibir  por sorteo un local en el ALM cuando fue inaugurado.

De fiesta. Así estarán en próximos días los comerciantes y locatarios del mercado ‘Adolfo López Mateos’ por su 53 aniversario.

Por: Luis Flores / [email protected]