Hidalgo.- La Máquina de Cruz Azul volvió a sus raíces pues el día de ayer entrenó en el estadio 10 de diciembre, donde se le dio acceso a la afición cementera. 

La recompensa para los fans llegó al finalizar la práctica, pues Omar Mendoza y Francisco Jémez se acercaron a las gradas para dar algunos autógrafos, luego, el plantel completo tuvo que abandonar el campo resguardados por un dispositivo de seguridad, pues decenas de seguidores accedieron al terreno de juego en busca de una foto o autógrafo.

Sin embargo, lo ocurrido ayer fue para ayudar, ya que el ingreso, que alcanzaba unos 100 metros, tuvo costo, pues la cantidad recaudada será en beneficio de la fundación Pro Comunidades por iniciativa de la Cooperativa. 

Por DDM STAFF

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...