compartir en:

CUERNAVACA, MORELOS.- El peligro de un desastre no se ha extinguido para miles de morelenses, ya que muchas de sus azoteas soportan una carga extraordinaria en forma de anuncios espectaculares y la ley es suave en esta materia.
El Reglamento de Anuncios del Municipio de Cuernavaca, por ejemplo, indica en su Artículo 59: “Queda estrictamente prohibida la colocación de nuevos anuncios comerciales en azoteas de cualquier bien inmueble y en la vía pública”.
A diferencia con el anterior, el ordenamiento sobre la misma materia en la Ciudad de México indica en su Artículo 12: “Quedan prohibidos los anuncios de propaganda comercial e institucional (…) II Instalados en las azoteas de las edificaciones, sean públicas o privadas”.
Es decir, en la capital de Morelos se prohíben los “nuevos” anuncios, pero se avala a los preexistentes, aunque sea obvio el peligro que representan y precisamente sea la causa por la que se prohíban nuevas instalaciones.
Sin embargo, la tragedia del reciente 19 de septiembre en la misma capital de la República demostró que una cosa es el reglamento y otra el cumplimiento, toda vez que hubo construcciones que colapsaron teniendo en la parte superior anuncios espectaculares.
En la zona metropolitana morelense, en tanto, tampoco hay garantía de que no se sigan colocando nuevos anuncios en las azoteas, toda vez que presumiblemente no se cuenta con un padrón veraz de cuántos y qué tipo de anuncios hay.
En un intento de conocer tal padrón de anuncios en la capital, el  viernes se buscó el dato en las secretarías de Desarrollo Urbano y Turismo de Cuernavaca, sin que se emitiera alguna respuesta, por lo que ahora se hace imperativa tal información.
Ambas secretarías del Ayuntamiento deben contar con ese registro, habida cuenta de que junto con otras dependencias y organismos civiles, incluso, integran el Comité de Anuncios municipal.

PELIGRO LATENTE
Acerca de por qué hay un peligro latente en los anuncios espectaculares colocados en las azoteas de casas habitación y comercios, se solicitó una explicación técnica al ingeniero arquitecto Marco Javier Hernández.
El también catedrático en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), explicó: “Puede decirse que toda construcción debe tener un previo cálculo estructural específico para el uso que se le va a dar, materiales, ubicación y otros factores técnicos.
“A través de esos cálculos se definen resistencias y esfuerzos de las estructuras, por tanto cualquier adición no considerada en el proyecto estructural representa un riesgo.”
Para el caso, las bases metálicas y los anuncios en las azoteas representan un riesgo no calculado, comentó el profesional, no sólo por el peso de los anuncios sino también porque oponen resistencia en caso de vientos y someten a un esfuerzo mayor a las bases de sustento.
En un recorrido por la capital estatal pudo observarse un considerable número de inmuebles con estructuras metálicas que soportan anuncios de los llamados espectaculares, que estarían en el escenario de peligro en condiciones normales, por la presencia de vientos fuertes y, claro, en caso de sismos.

Factores. El peso y el viento son factores que someten a edificios y casas sobre los que se instalan espectaculares a grandes esfuerzos que, ante un sismo, podrían originar daños graves, coinciden expertos

Sin reglas para anuncios ya colocados
Falta en el Reglamento de Anuncios alguna disposición que ordene revisar y retirar aquellos anuncios que pongan en peligro las estructuras que los soportan.

Impedimento
El artículo 59 del Reglamento de Anuncios del municipio de Cuernavaca sólo prohíbe la instalación de nuevos anuncios.

Censo. En la actualidad se desconoce cuántos y cuáles son los tipos de anuncios instalados en las azoteas de casas y edificios.

Latente. Otro sismo como el registrado hace dos semanas causaría daños a edificios que soportan anuncios.

Desafío. Es más grande el anuncio que la propia estructura que lo soporta.

Por: Ddm Staff / [email protected]