compartir en:

En la calle Santos Degollado, una barda invadida por la maleza está a punto de caer, debido a que el terreno donde se ubica está abandonado. El peligro reside en que tienen un ventanal que en cualquier momento se puede desprender y golpear a un peatón.

Fotos: Rodrigo Millán / DDM