Ottawa.- La Asociación de Manufactureros de Partes Automotrices (APMA) de Canadá rechazó hoy la propuesta de Estados Unidos de incrementar a su favor el contenido regional en los vehículos producidos en la zona del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

El presidente de la APMA, Flavio Volpe, señaló que la intención de Estados Unidos de incrementar a 50 por ciento el contenido regional de autos en Norteamérica para estar libres de arancel puede crear un “incentivo perverso” al hacer que los productores simplemente saquen su producción de la región.

Los productores automotrices podrán ignorar las reglas del TLCAN y pagar el 2.5 por ciento de tarifa de importación, agregó Volpe, quien dijo que la propuesta no tiene ningún sentido desde una perspectiva de negocios y no es buena para los americanos.

En un sentido poco más optimista, Jerry Dias, líder de Unifor, uno de los sindicatos más grandes e importantes de Canadá, aseguró que el gobierno estadunidense no tendrá el poder de imponer esos cambios, pues las compañías los ignorarán.

"Todo este argumento sobre el 50 por ciento, el 70 por ciento, el 85 por ciento, no significa nada, cuando Estados Unidos tenga un arancel del 2.5 por ciento”, añadió.

Dias, quien representa a 310 mil trabajadores y quien ha estado presente en las cuatro rondas de negociación para reformar el TLCAN como asesor de la delegación canadiense, refirió que los negociadores estadunidenses "pueden gritar y amenazar, pero las compañías automotrices optarán por pagar el 2.5 por ciento'".

El líder sindical se mostró seguro de que ni Canadá ni México aceptarán dicha propuesta. “Sáquenlo de su cabeza, porque eso no va a pasar”, dijo refiriéndose a la propuesta estadunidense.

Brett House, analista del banco Scotiabank, coincidió en que la propuesta de Estados Unidos sería un incentivo para que los productores automotrices elevaran su manufactura fuera de Estados Unidos o Canadá y la instalaran en Asia o en México.

Esa propuesta “es una solución pobre ante un problema que no existe”, porque los empleos en la industria automotriz estadunidense han crecido desde la Gran Depresión 6.0 por ciento en promedio, mientras que el contenido norteamericano sigue creciendo en autos producidos en Canadá o México, contrario a lo que asegura el secretario de Comercio, Wilbur Ross, detalló House.

 

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...