compartir en:

Artistas, diseñadores y pequeños empresarios de más de 30 marcas que conforman un bazar participaron en esta iniciativa, la cual desea implementar el comercio justo, amigable y sin intermediarios. 
Amigos y familias fueron recibidos en la sede de dicho bazar por un arlequín en zancos, quien los invitó a conocer asombrosas piezas, como ilustraciones, decoración, indumentaria, accesorios, bisutería y joyería, encuadernación, botánica, pastelería, infusiones, tizanas y cosméticos naturales. 
Los organizadores se sienten orgullosos por este proyecto que tiene como finalidad la difusión y venta de artículos generados por emprendedores, principalmente de la zona central del país.
Todos los asistentes a este espacio pudieron adquirir bellas creaciones para decorar sus hogares o regalar, luciendo felices por su compra en cada momento.