Durante los últimos años, estudios han demostrado que las personas pueden volverse adictas a Facebook,Twitter, Instagram, entre otras redes, las cuales nos han llevado a tener nuevas formas de interactuar socialmente con nuestro entorno

Cuando un sujeto no tiene control sobre el tiempo que dedica a estar conectado, es cuando se considera una adicción, porque ha alterado otras actividades de su vida; está afectando aspectos de su comportamiento, de su pensamiento y de sus relaciones emocionales y sociales.
Entre las principales razones que existen para que una persona se vuelva adicta a las redes sociales, se encuentran que en éstas sustituyen algún tipo de carencia en el terreno social o emocional.
Esto lo hacen porque compensan, en cierta medida, alguna timidez para comunicarse, ya que a través de Facebook pueden presentarse como una persona joven, inteligente, atractiva, adinerada y subsanar algo que en la vida real no se tiene; así, crean una imagen distorsionada de lo que realmente son”.
La población más vulnerable para caer en una adicción a las redes sociales son los jóvenes entre los 12 y 18 años, etapa en la cual aún no ha madurado el cerebro lo suficiente como para tener la capacidad de inhibir la producción de la dopamina que produce placer y se puede generar en exceso por cada “like” o “emoticon” que recibe en una red social buscando conseguir esa aprobación para sentirse bien.
Un joven que pasa entre cuatro y cinco horas al día en una red social ya presenta los síntomas de adicción, por lo que es necesario que los padres tengan una mejor comunicación con sus hijos para prevenir un problema de salud.
Muchas veces por comodidad dejan que sus hijos desde los 6 años tengan un dispositivo móvil, sin tomar en cuenta su inmadurez cerebral, lo que a la larga generará una dependencia a estar conectado.
Los tratamientos para este tipo de adicciones consisten en programas en los que se analizan las principales razones que llevan a la persona a realizar dicha actividad; estas generalmente sustituyen carencias en el terreno social o afectivo.
Asimismo, existen grupos en donde los sujetos intercambian experiencias y tratan de fortalecer las redes sociales con su familia y entorno, con el fin de romper ese aislamiento general en el que se ven inmersos.

 Algunas señales de adicción

Cada vez más personas están siendo atrapadas por las redes sociales, pues 3 cada 10 usuarios adolescentes y jóvenes que usan Twitter o Facebook confesaron ser adictos.

Pasar mucho tiempo pensando en redes sociales, como Facebook.

Sentir necesidad de utilizar la red social en todo momento.

Las utiliza para olvidarse de los problemas personales o laborales.

Fracaso en el intento de reducir el uso de la red social.

Sentir inquietud y ansiedad para usar la red social, sobre todo cuando está prohibido

Impacto negativo en la vida laboral, estudiantil o personal por utilizar las redes sociales

En el mundo en un día completo...

6 mil 377 millones de pesos es inversión publicitaria que hay en internet, tan sólo en México

800
imágenes
se comparten a diario de Instagram
a otras redes sociales

6
de cada 10
usuarios declaran que la publicidad les influye en una decisión de compra

2
millones
de búsquedas se realizan en Google cada 60 segundos

582
millones
de dólares, el ingreso por publicidad para Twitter durante 2017

 

800
mil búsquedas
se realizan en Twitter

75 %
de los internautas
en el país opina que la publicidad
en redes sociales es útil

1 %
de sus ingresos
fue lo que gastó Facebook
para adquirir Instagram

20
mil fotos
se suben a Tumblr cada 60 segundos

60
horas
de video por minuto se suben a YouTube

4
millones
de reproducciones
en YouTube

27
billones
de ‘Me gusta’
se crean

500
millones
de tuits se generan

250
millones
de dólares gana YouTube
por publicidad al año
aproximadamente

300
millones
de fotos se suben
a Facebook

 

 

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...