CUERNAVACA, MORELOS.- Once millones de pesos debe pagar el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) al ex magistrado presidente Ricardo Rosas Pérez, tras publicarse en el Periódico Oficial “Tierra y Libertad” el decreto mediante el cual se otorga la pensión por jubilación en cumplimiento a un amparo.
Sin embargo, María del Carmen Verónica Cuevas López, actual presidenta del TSJ, señaló que no hay recursos para hacerle frente al pago del ex magistrado, por ello interpusieron una controversia constitucional ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) para combatir dicha resolución.
“Nosotros hicimos valer una controversia ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación donde nosotros no es que no queramos pagar, sino que no tenemos las condiciones económicas para poder dar cumplimiento a ese decreto. Aproximadamente según lo que se tiene es que son 11 millones de pesos –lo adeudado al ex presidente-”, explicó.
Reiteró que con las controversias lo único que buscan es defender el recurso, puesto que no hay solvencia.
“Es por eso que se ha recurrido a la Corte, nosotros queremos dar cumplimiento a esos decretos, sin embargo, no tenemos esa partida presupuestal. A muchos temas finalmente 11 millones de pesos representa mucho dinero y nosotros seguiremos esperando que la Corte resuelva en ese sentido y poder salir adelante con estos retos”, abundó.
Ricardo Rosas Pérez deberá recibir una pensión mensual al 100 por ciento conforme al último salario que percibió como funcionario del Poder Judicial, donde prestó sus servicios durante 16 años, los últimos seis como presidente, incluso el monto tendrá que ser cubierto desde el 1 de julio 2010 hasta la fecha.

"En el caso de Ricardo Rosas, los hemos hecho valer no porque nos estemos negando, estamos defendiendo el presupuesto del Poder Judicial.” Verónica Cuevas presidenta del TSJ.

EL RECURSO
La pensión debe incrementar de acuerdo al aumento porcentual del salario mínimo, además deben garantizar que el ex magistrado presidente y sus beneficiarios tengan prestaciones de salud.

Por: Omar Romero
[email protected]