compartir en:

Río de Janeiro.- Medios de Francia aseguran que la justicia de aquel país tiene pruebas sobre algunas irregularidades que se cometieron durante la elección de los Juegos Olímpicos de 2016 que fueron en Río de Janeiro, la cual superó a la ciudad de Madrid para realizar la justa.
“Río habría hecho trampas”, añade el periódico, que apunta al supuesto pago por parte de “un millonario empresario brasileño” de 1.5 millones de dólares al hijo del senegalés Lamine Diack, por entonces (2009) presidente de la IAAF y también miembro del COI.
El pago a Papa Massana Diack se habría realizado sólo tres días antes de la votación, en la que Río y Madrid llegaron a la final. La ciudad brasileña se impuso claramente por 66-32.
Según la información del rotativo, el autor del pago obtuvo después un buen número de contratos de construcción para infraestructuras relacionadas con los Juegos de Río.
Lamine Diack, encausado por corrupción en Francia, fue miembro del COI entre 1999 y 2013 y dimitió en 2014 como máximo responsable de la IAAF, tras descubrirse la aceptación de sobornos de la federación rusa de atletismo para encubrir los casos positivos por dopaje de algunos deportistas de aquel país.
En diciembre de 2015 ‘Le Monde’ informó que Diack había confesado a los agentes de la Oficina Central de Lucha contra las Infracciones Financieras y Fiscales (OCLCIFF) que pidió dinero a Moscú para financiar su carrera política. Aspiraba a presentarse a las presidenciales de Senegal de 2012.
DDM STAFF