compartir en:

Cuernavaca, MORELOS.- Vecinos de la colonia Antonio Barona, encabezados por sus representantes del Comité de Participación Social, denunciaron a un empleado de la Sindicatura, quien comete abusos al amparo de influyentismo por parte de sus superiores.

Así lo hicieron saber ayer por la mañana el grupo de habitantes, encabezados por Jorge Hernández García, quienes señalaron que al amparo de la protección de los síndicos en turno, en este caso de Denisse Arizmendi, la persona señalada hace cobros indebidos.

Se trata de Armando Cruz Vázquez, a quien acusan de realizar, junto con su esposa, los cobros a un grupo de tianguistas de ropa usada que se colocan en los alrededores de la llamada glorieta de las Tres Cazuelas, además de arrendar los locales del kiosko para su beneficio, a pesar de que se trata de un inmueble integrado en el patrimonio municipal.

Lo anterior se da, pese al anuncio que hiciera en días pasados el Secretario del Ayuntamiento, en el sentido de que se había acabado la extorsión, el tráfico de influencias y el compadrazgo por orden directa del alcalde, pero no la acatan.

Incluso señalaron que en festividades, esa persona y otras suelen pedir a quienes pretenden instalar sus puestos sólo por esas fechas, citando como ejemplo el Grito de Independencia, el cobro llega a ser de hasta 350 pesos, sin que se tenga la certeza de que llegue a las arcas.

Pidieron al director de Gestión Política, Arturo Flores Solorio, que se tomen cartas en el asunto, pues esa situación puede derivar en actos de violencia, por lo que el Ayuntamiento debe asumir la responsabilidad que le corresponde. 

 

Exigencia

Llamaron a la autoridad a poner 

en su lugar al funcionario, porque ya ha estafado a mucha gente.

 

"Junto con su esposa, Armando Cruz Vázquez se dedica a realizar cobros a los tianguistas de ropa usada que se instalan en la Barona, y no se sabe si el dinero va a dar a las arcas municipales.”

Julián “N”,  quejoso