compartir en:

CUERNAVACA, MORELOS.- A tres días de que el obispo de Cuernavaca, Ramón Castro Castro, denunciara que tres camiones con víveres fueron desviados a instalaciones del DIF, no ha presentado ninguna prueba de veracidad, como le pidió el comisionado estatal de Seguridad, Alberto Capella Ibarra.
Y a más de 24 horas de que el rector de la UAEM, Alejandro Vera Jiménez, acusara maniobras mezquinas en el manejo de víveres para los damnificados por el sismo del martes 19, tampoco lo ha respaldado más que con palabras.
“No es que de oídas, porque alguien me dijo algún comentario (…) tres camiones de provisiones que venían al Seminario, a Cáritas, que tienen como centro de acopio el Seminario, no les permitieron llegar las autoridades y se llevaron el contenido al DIF”, acusó monseñor Castro el viernes poco antes de las 4 de la tarde.
Requerido el mismo viernes para conocer detalles sobre el particular, Castro Castro no respondió, como tampoco lo hizo al comunicador Ciro Gómez Leyva, quien reportó que sobre el particular lo buscó el domingo y ayer mismo sin obtener siquiera una declinación a abordar el particular.
Contrario a que nadie le había dicho, el domingo el obispo dijo que el rector del Seminario le había dicho que se había desviado un camión, pero tampoco hubo más pruebas sino que alguien le dijo.
Acerca del señalamiento del Obispo sobre el presunto robo o desvío de tráileres para el albergue del Seminario, el comisionado de Seguridad, Jesús Alberto Capella, le hizo un llamado el mismo viernes y ayer insistió en la petición de aportar información para esclarecer el caso:
“… Que nos diga (el obispo Castro) de dónde salieron (los camiones), quiénes son los choferes y que nos dé las circunstancias de tiempo, lugar…”, invitó el comisionado Capella, sin embargo hasta ayer entrada la noche no había respuesta del religioso.
El rector de la UAEM, Alejandro Vera, tampoco aportó pruebas sobre las acusaciones que hizo el domingo en el sentido de que gente del Gobierno estatal se había apropiado de víveres destinados a los damnificados.
Vera Jiménez reclamó que autoridades hayan acusado a un grupo de civiles de saquear las instalaciones del DIF y, por el contrario, arremetió: “…ellos (del gobierno estatal) fueron los que los desviaron, ellos fueron los que se los llevaron a las bodegas, en donde estaban confiscando literalmente las ayudas humanitarias para la gente”.
En la misma oportunidad, el Rector reconoció tácitamente que el saqueo de las bodegas del DIF estatal fue ejecutado por estudiantes de la universidad, en tanto compañeros suyos corroboraron que en la extracción de víveres del centro de acopio se presentó al menos un integrante del comité directivo del partido Morena en Morelos.

Saqueadores. El mismo rector Alejandro Vera reconoció que estudiantes de la UAEM se llevaron víveres.

Se cae versión de detención de tráileres
Tanto el Obispo como Alejandro Vera acusaron al Gobierno del Estado de desviar los camiones con despensas, pero no lo han comprobado.

 

Por: DDM STAFF
[email protected]