CUERNAVACA, MORELOS.- Una vez más, el diputado local Jesús Escamilla Casarrubias participó en un episodio donde su personalidad violenta quedó de manifiesto al enfrascarse en pleito con un ciudadano por un incidente vehicular en la esquina de las calles Leyva y Fray Bartolomé de las Casas, en el centro de Cuernavaca.
No es la primera ocasión en que el legislador plurinominal del Partido Humanista pierde el temple, como el 30 de noviembre reciente, cuando lanzó diversos objetos a otro diputado y estuvo a punto de liarse a golpes en sesión de la Junta Política y de Gobierno.
El más reciente hecho en que explotó el carácter del legislador, registrado con Primaria como máximo grado académico, fue el viernes 8 ante un siniestro a bordo del vehículo Nissan NP300, doble cabina modelo 2014, placas NW-64-158, propiedad del Congreso estatal.
“Donde quieras, güey, ¡qué, porque soy diputado crees que no tengo sangre en las venas? Me sé romper la madre, aunque me rompan la madre, güey. ¡Y qué, chingo a mi madre, güey, qué…!”, retó el diputado Escamilla a un ciudadano que videogrababa el incidente.
En declaración del conductor del vehículo particular, el diputado se molestó porque escuchó que le pitaban, lo golpeó en la parte lateral y, en lugar detenerse para atender el choque, huyó hasta que se le dio alcance.
De cierto, los daños materiales no fueron mayores, sin embargo el diputado humanista apoyó su defensa en que el otro conductor “…se me viene cerrando”, “hasta putos, los hijos de la chingada, los dos…” y en que “¡… es que me da coraje!”.
Del otro capítulo agresivo del diputado Escamilla es público que acusó a sus 32 compañeros diputados de aprobar la miscelánea fiscal 2016 del Estado de Morelos a cambio de dinero, al tiempo de presumirse incorruptible: “… todavía tenemos que haber hombres y mujeres que tengan dignidad y un poquito de vergüenza”.
A finales de noviembre anterior se enfrascó en una discusión, en sesión cerrada de la Junta Política, donde acusó a sus compañeros de vender sus votos; al ser requerido de pruebas, iracundo no pudo probarlo y arremetió contra un interlocutor.
En el polémico paso de Escamilla Casarrubias por el Congreso también están los reclamos de integrantes del Movimiento Nacional por la inclusión y la democracia, quienes lo han acusado de exclusión y de usar con fines propagandísticos el proyecto de ley para personas con discapacidad.
De la parte anecdótica de este diputado del Partido Humanista se tiene registro de su estancia en la sede del Congreso plenamente dormido, en horarios de trabajo, en una de las oficinas.

Una pestañita. A principios de diciembre de 2015, el diputado Escamilla Casarrubias fue sorprendido durmiendo en su oficina del Congreso local.

Retador. Tras un incidente de Tránsito, el diputado Jesús Escamilla Casarrubias se enfrascó en una discusión con otro automovilitas y el agente de Vialidad.  

 

"Donde quieras, güey, ¡qué, porque soy diputado crees que no tengo sangre en las venas? Me sé romper la madre...” Jesús Escamilla, diputado del Partido Humanista

Por comisiones
En septiembre de 2015, el diputado Escamilla acusó a sus homólogos de hacer acuerdos, incluso monetarios, para el reparto de las comisiones.

Por: DDM Staff / [email protected]