compartir en:

CUERNAVACA, MORELOS.- Luego de más de cinco meses de manifestaciones y un plantón que se alargó por más de un mes y medio, las autoridades del Ayuntamiento de Cuernavaca y organizaciones ciudadanas llegaron a acuerdos con relación a descuentos en la tarifa mínima del impuesto predial, que era el reclamo de los inconformes, en su mayoría, personas de la tercera edad.
Susana Díaz Pineda, representante de un grupo de ciudadanos que desde diciembre se percataron de que la tarifa mínima había subido de 240 pesos a más de 600, lo que consideraron injusto para los que menos tienen, salieron entonces a las calles a manifestar su inconformidad,  y con un plantón frente a la Tesorería municipal.
Los acuerdos a los que se llegaron son: Que las autoridades modificarán lo que corresponde a la tarifa mínima, para dejarla en los 240 pesos, y se incremente a la par del salario mínimo, a partir de  2017, toda vez que es poco probable que en el presente ejercicio fiscal se pueda hacer, pues han transcurrido cuatro meses y medio del año.
Además, los ciudadanos que promovieron recursos de queja ante el Ayuntamiento de Cuernavaca, y de nulidad ante el Tribunal de lo Contencioso Administrativo (TCA), en contra de los incrementos, pagarán la misma tarifa de 2015, a cambio de liberar a ambas instancias administrativas de los cerca de dos mil 500 expedientes que se habían promovido.
De acuerdo a los ciudadanos, finalmente el Ayuntamiento se abrió al diálogo y se encontró la solución que beneficia a ambas partes. El acuerdo no es general para toda la población, únicamente para aquellos que manifestaron su inconformidad y a quienes se le otorgó un estímulo fiscal en razón de la petición formal que realizaron.

Para el próximo año
La tarifa mínima subirá conforme la Unidad de Medida y Actualización, equivalente al salario mínimo.

5 meses duraron las protestas y manifestaciones

1 mes y dos semanas duró el plantón en la Tesorería

2 mil 500 expedientes de queja se presentaron

 

Por: Rogelio Ortega  / [email protected]