compartir en:

Cuernavaca, Morelos.- El Gobernador Graco Ramírez aseguró que la tragedia del Paso Express se pudo evitar si la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) hubiera atendido las alertas que emitió la Coordinación de Protección Civil Morelos desde 2016.

Ayer, por primera vez, el Mandatario habló del tema del socavón, en una entrevista por televisión, en donde lamentó el accidente y se solidarizó con la familia Mena.

Graco Ramírez aseguró que Protección Civil y otros cuerpos de emergencia atendieron el llamado a tiempo, “y no fueron negligentes, por el contrario, actuaron con responsabilidad, no pudieron bajar porque el pavimento estaba desprendiéndose, los pedazos iban cayendo encima del coche”.

El mandatario aseguró que nada de eso hubiera ocurrido si el Centro SCT Morelos hubiera atendido los llamados que hicieron los vecinos, la Ceagua, Protección Civil y hasta el ayuntamiento de Cuernavaca. 

“Desde 2016 se hicieron peticiones para que se cambiara el tubo del drenaje que pasa por abajo. En noviembre de 2016 la Ceagua lo solicitó; en abril de este año Protección Civil realizó un recorrido por el Paso Express y detectó varias fallas en toda la vía y envió oficios para corregirlas; en mayo el secretario de Gobierno envió un oficio solicitando que se atendieran: el 2 de junio se envió otro oficio; después el ayudante municipal de Chipitlán mando oficio y, finalmente, ante toda la evidencia presentada el Ayuntamiento envió oficio.

“Siete alertas y no hubo respuesta. En reuniones se les informó y era sobre ese punto, desde un principio se les advirtió el tema del drenaje y nunca nos informaron que no se hicieron los trabajos. Hay que revisar el proyecto ejecutivo, hay que checar a la empresa, y hay que evaluar la responsabilidad que quienes construyeron”, dijo.

Destacó que ante el peligro que sigue presentándose ayer por la mañana Protección Civil determinó evacuar a siete familias ante el temor de un colapso del muro.

Por: Marcela García
[email protected]