El Sistema DIF Morelos informa que tiene el deber de salvaguardar la integridad y la salud de las y los usuarios bajo su resguardo en los centros de asistencia social. También sigue actuando de acuerdo a las leyes, en total coordinación con las instituciones que actúan a favor de las niñas, niños, jóvenes, adultos, personas con discapacidad y mayores que se encuentran en situación de vulnerabilidad. Y es por esta razón que:

1.- En el día de ayer (23 de febrero de 2021) se permitió la entrada de dos representantes de las comisiones nacional y estatal de los Derechos Humanos al Centro de Asistencia Social para Adolescentes (CASA), con el objetivo de que pudieron verificar las condiciones de dicho espacio. La acción fue acordada con los 12 integrantes del grupo, y en estricto apego a los protocolos de seguridad por la pandemia de COVID-19.

2.- Resulta falso que no se haya dado acceso a los visitadores de ambas comisiones, ya que ambos realizaron su trabajo, con todas las facilidades y sin ningún impedimento.

3-. Es la cuarta ocasión (desde del 01 de septiembre de 2020) en la que colaboradores de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Morelos ingresan al Centro, y en cada una de las visitas pudieron realizar las investigaciones correspondientes sin ninguna dificultad.

Por lo anterior, referimos que resulta desafortunado que se pretenda hacer uso de esta situación en la que involucra a usuarios del centro de asistencia, en beneficio de un claro revanchismo político.

Como lo hemos dicho anteriormente, el Sistema DIF Morelos, desde el inicio de esta administración, ha colaborado y seguirá colaborando con las instituciones correspondientes, siempre a favor de procurar y restituir los derechos de las y los morelenses.

¿Por qué se originó esta acusación?

En el Senado de la República se presentó un punto de acuerdo para solicitar a las autoridades federales, estatales y municipales un informe sobre los hechos ocurridos al interior del Centro de Asistencia Social para Adolescentes, ubicado en Temixco, Morelos, en septiembre de 2020.

Donde probablemente, se cometieron actos de tortura, tratos crueles e inhumanos, en contra de un grupo de adolescentes internados en dicho reformatorio a cargo del DIF estatal, advirtió.

El punto de acuerdo refiere que jóvenes internos tomaron el control del Centro, por lo que se generaron actos de vandalismo contra el inmueble y contra varios de sus compañeros.

Indicó que la Comisión Estatal de Seguridad Pública desplegó un operativo para retomar el control del lugar, “donde tenemos el conocimiento que no se acataron protocolos sobre el uso de la fuerza y se realizaron acciones tendientes a vulnerar la dignidad e integridad de los menores”.

Se publicaron notas periodísticas y fotografías sobre estos hechos, en las que se aprecian a menores de edad, hincados, maniatados y con el dorso descubierto frente a elementos de seguridad.

Ante ello, dijo, los actos de tortura, tratos crueles, inhumanos o degradantes desafían y cuestionan las capacidades y recursos del Estado mexicano para dar respuesta a situaciones que son obstáculos para la observancia de los derechos humanos.

Se propuso que se solicite a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos que, en caso de existir expediente sobre el caso, envíe un informe sobre las investigaciones realizadas, así como a la Fiscalía General de Morelos, para que a las víctimas se les repare el daño, conforme a las medidas de restitución, rehabilitación y compensación.

Corresponde a la Procuraduría de Niñas, Niños, Adolescentes y la Familia de Morelos, implementar políticas públicas para promover, respetar y proteger, el derecho de las personas contra cualquier acto de tortura y otros tratos o penas crueles.

El punto de acuerdo fue turnado directamente a la Comisión de Derechos de la Niñez y de la Adolescencia, para su análisis y dictamen correspondiente.


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado