CUERNAVACA, MORELOS.- "En la época de vacaciones, cuando los menores de edad están en casa, aumentan los riesgos y accidentes, por lo que se tiene que mantener vigilancia y supervisión para evitar casos lamentables", expresó Ulises Sotelo Hernández, director general de Salud de Cuernavaca.
El funcionario informó que, según las estadísticas, en la temporada de vacaciones se incrementan los accidentes viales y aquellos que suceden en el hogar.
En lo que toca a los accidentes viales, son la quinta causa de muerte en Morelos y en los cuales fallecen en promedio cinco jóvenes al mes a causa de estos, dando un total de 60 al año.
Agregó que 60 por ciento de los morelenses ha perdido a un ser querido en un accidente vial, por ello insistió en atender las recomendaciones debido a que también son la primera causa de orfandad.
Ulises Sotelo, en cuanto a los accidentes en el hogar, dijo que las estadísticas muestran un aumento del 20 por ciento las solicitudes de ambulancias y consulta.
Lo anterior se debe a que gran parte de los menores en casa, tras salir de vacaciones, corren más riesgos por la falta de una cultura de vigilancia.
Los accidentes más comunes son quemaduras, intoxicaciones y caídas, por lo que recomendó a la población no permitir que los niños jueguen con balones al interior de la casa, cerrar válvulas de gas L. P. y evitar que se acerquen a la cocina cuando se está manipulando alimentos.
"Es preocupante, pues es primera causa de orfandad, muerte de población en edad productiva, muerte en jóvenes de 15 a 24 años y de muerte en niños de 5 a 14 años.

Accidentes. La autoridad municipal dijo que , en casa, los menores sufren accidentes la mayoría de las veces por falta de cultura de vigilancia por parte de sus padres o tutores.

Es importante, por eso, tener mejor cuidado y hacer caso a la recomendación de las autoridades." Ulises Sotelo Hernández, director de Salud en Cuernavaca.

Para proteger la vida propia
Antes de salir a carretera es importante verificar el estado mecánico de su vehículo.
Utilizar correctamente el cinturón de seguridad.
Evitar el uso del teléfono celular o algún distractor.
No rebasar de manera inadecuada.
Respetar las indicaciones en el camino.
No conducir si está cansado o bajo los efectos del alcohol o de alguna droga.
No circular por la noche en caminos pocos concurridos.
Procurar un consumo moderado de alimentos y bebidas alcohólicas y designar a un conductor sobrio.

Por: CARLOS SOBERANES
[email protected]


Loading...