CUERNAVACA, MORELOS.- En la época decembrina, las quemaduras de niños y niñas por líquidos calientes, como el ponche, son más recurrentes que las que se registran por el uso indebido de pirotecnia.
De acuerdo con la directora del Hospital del Niño y el Adolescente Morelense, Rebeca Borgado Payró, las quemaduras por escaldadura (por líquidos calientes) aumentan hasta un 25 por ciento en esta temporada, respecto del resto del año, contra un 16 por ciento de las lesiones por pirotecnia.
Por lo anterior, dijo que la principal recomendación que la dependencia a su cargo hace a los adultos es a mantener a los menores alejados de los recipientes  que contengan líquido hirviendo, como es el caso del tradicional ponche.
En caso de que se registre una emergencia de esta naturaleza, recomienda no aplicar remedios caseros y llevar a los lesionados a un hospital de segundo nivel, en el que pueda recibir a la brevedad la atención adecuada para el tipo de quemadura.
De forma inmediata, señaló que los adultos no deben aplicar agua fría sobre el área de las lesiones y, asimismo, cuando el problema sea muy grave, rodar a los pequeños, de ser posible, robre tierra para evitar que la quemadura se expanda.
La especialista alertó a la población a no escatimar las medidas de prevención, pues advirtió que las quemaduras por agua caliente o hirviendo son mucho más graves y peligrosas que las que los menores puedan sufrir por hacer estallar cohetes.
En el caso de pirotecnia, la principal llamada de atención de las autoridades a los adultos es a que vigilen que haya un uso adecuado para evitar que los más pequeños del hogar tengan lesiones por este motivo.

Llaman a vigilar a los menores
Piden a padres mantener a los niños alejados de recipientes que contengan líquidos calientes.

Segundo lugar
Las lesiones por pirotecnia sólo incrementan un 16 por ciento, aproximadamente.

25 % es la incidencia con la que aumentan durante la temporada

Por: ANTONIETA SÁNCHEZ / [email protected]

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...