Un abuelito de 82 años de edad fue llevado preso al Reclusorio Oriente por robarse de una tienda comercial de la Ciudad de México dos barras de chocolate con un valor total de 30 pesos.

La detención de don Sergio Armando Jiménez, de 82 años, se realizó el martespor la noche afuera de una sucursal de Soriana ubicada sobre la Calzada de Tlalpan y Sillón de Mendoza, en la colonia Toriello Guerra, en la alcaldía Tlalpan.

Ahí, según la carpeta de investigación, FITLP/TLP-3/UI-3 C/D/00122/09-2021, el personal de seguridad detectó que el octogenario había tomado dos chocolates de la marca Hershey sin pagar, por lo que al salir fue detenido y solicitaron ayuda.

Fue entonces que llegaron elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC-CDMX) y una vez expuesto el caso, el implicado fue detenido y de inmediato trasladado a la agencia del Ministerio Público en Tlalpan 3, acusado del delito de robo a negocio sin violencia por dos chocolates.

Ya fue liberado

Sergio Armando Jiménez, fue liberado la tarde del jueves, luego que la tienda Soriana desistió de la acción legal contra él.

“Al considerar la situación del señor, Organización Soriana de forma inmediata desistió continuar con el proceso jurídico, por lo que el Sr. Jiménez salió en libertad”, expuso el consorcio en un comunicado de prensa.

Luego que se dio a conocer el caso del señor Sergio Armando, vecinos de la colonia Toriello Guerra, en la alcaldía Tlalpan, donde ocurrieron los hechos, señalaron que el hombre padece esquizofrenia y vive en situación de calle.

Los vecinos refirieron que Sergio Armando es conocido por dormir junto a los cajeros automáticos que se encuentran en la zona.

“No es una mala persona, vive en situación de calle y duerme ahí en los cajeros automáticos. De hecho, a principios de año le dio Covid y nosotros lo ayudamos y salió adelante”, comentó Raúl, vecino que llegó a la zona para intentar ayudar al señor Sergio. 

Sobre su detención, luego que sustrajo los chocolates, la empresa Soriana aseguró que en todo momento se respetaron sus derechos humanos y se siguieron los protocolos, por lo que no se cometió ninguna falta.

“El personal de seguridad de nuestra tienda actuó con total respeto hacia el señor Sergio Armando y procedió en apego a nuestro manual de procedimientos”, detalló el consorcio.

 


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado