compartir en:

Cuernavaca, Morelos- Empresarios no descartan un aumento de precios a mediano plazo como consecuencia necesaria de los incrementos sistemáticos del litro de gasolina, luego de que el próximo lunes entrará en vigor el segundo “gasolinazo” desde la liberalización del precio del energético, el pasado mes de enero.
El consejero nacional de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y Alimentos Condimentados (Canirac), Ángel Adame Jiménez, dijo que el sector está atento de la fluctuación del precio del energético en virtud de que, en algún momento, tendrán que trasladarlo al consumidor final.
Consideró que el precio de la gasolina juega un papel importante en el costo de operación de los negocios, sin duda.
Aunque, precisó que por el momento el nuevo aumento de las gasolinas Magna, Premium, de 56 y 44 centavos por litro, respectivamente, y de 21 centavos para el litro de diésel, no se verá reflejado en los precios de la industria restaurantera; pero, de continuar el política alcista, más temprano que tarde, los empresarios restauranteros se verán obligados a modificar las tarifas de sus  cartas.
Lo anterior, al señalar que cualquier aumento sistemático de precios es insostenible para la productividad, tarde o temprano.
“Llegará un momento en que será insostenibles porque éstos también se ven trasladados de forma inmediata al costo del transporte de mercancías y, aunque nosotros queramos mantener los precios, no podremos hacerlo por mucho tiempo porque será en detrimento de nuestros bolsillos”, apuntó.
El vicepresidente de la Canaco, Rodrigo López Laguardia, coincidió con su homólogo de la Canirac; señaló que de momento el aumento será amortiguado por los comerciantes, pero de continuar la política, tendrán que analizar sus costos de productividad y trasladar la pérdida al consumidor final.
López Laguardia señaló que hay un desencanto de la reforma energética que fue vendida a los ciudadanos como un beneficio económico directo, con la reducción inmediata de los energéticos.
Sin embargo, en tan sólo dos meses de aumento, los precios ya rebasaron el nivel que alcanzaron con la política alcista que aplicó el gobierno federal , a través de Pemex, de dos centravos cada mes. 

Por: ANTONIETA SÁNCHEZ
[email protected]