Los encargados buscan que los visitantes tengan mayor variedad de opciones durante los días de descanso; fijan horarios y precios

CUERNAVACA, MORELOS.- Con precios especiales y la posibilidad de ‘cargar hasta con el perro’, Jardines de México reabrirá sus puertas al público de forma temporal durante la Semana Santa, del 27 de marzo al 11 de abril, con el objetivo de ampliar la oferta para el turismo local, nacional y extranjero, durante los días de asueto. 

Lo anterior, después de permanecer cerrados un año, a partir de la declaratoria de la emergencia sanitaria por el COVID-19. 

En esta reapertura, el público podrá visitar los jardines florales más grandes del mundo, ubicados en la zona sur de Morelos, en un horario de 9:00 a 6:00 horas, tiempo suficiente para disfrutar de un día en familia, totalmente al aire libre y con la posibilidad de acudir acompañados de sus mascotas caninas. 

Se dijo que estarán disponibles cinco de sus jardines temáticos: tropical, italiano, japonés, cactáceas y el laberinto de los sentidos. 

El resto de los espacios están en mantenimiento, como parte del proyecto de convertir a los Jardines de México en el único resort en su tipo en la entidad, se informó. 

Los visitantes podrán disfrutar también de los servicios del restaurante y de barras de hidratación en todos los jardines, mientras que sus mascotas tendrán acceso a las albercas y bebederos que se dispondrán para ellos, como parte de la política “dog friendly”. 

El acceso será controlado con la finalidad de evitar la saturación de espacios y lograr mantener la sana distancia entre los visitantes y el cumplimiento de los protocolos de salud. 

Para esta temporada especial, el costo de las entradas será de 200 pesos para adultos, con compra en línea, y de 225 en taquilla; la tarifa para niños y adultos mayores, en línea será de 100 pesos, mientras que de 125 en taquilla. Por las mascotas se cobrará una tarifa de 50 y 70 pesos, según la modalidad de compra. 

La empresa dijo que en esta temporada hará válidos los boletos y cortesías que hayan sido adquiridos antes de la emergencia y que no fueron utilizados debido al cierre de las instalaciones.

Por ANTONIETA SÁNCHEZ  / antonieta.sanchez@diariodemorelos.com