CDMX.- Un abogado cuya identidad se desconoce, sufrió un ataque y posterior robo por un sujeto que aprovechó la situación, fue entre las 9 y 10 de la mañana del lunes 3 de agosto, cuando un grupo de personas lo atacaron justo en el exterior del Palacio de Justicia Federal en San Lázaro, en la Ciudad de México (CDMX), mientras se encontraba en el área de torniquetes y control de acceso, haciendo fila para ingresar. 

El momento quedó documentado en un video que rápidamente se hizo popular en las distintas redes sociales por la brutalidad de la agresión; algo que llamó la atención fue que después de la violencia, un sujeto aprovechó el descuido del litigante y robó su teléfono celular, caminando cono él como si nada pasara.

En las imágenes se ve como un grupo de personas permanecen intentando acceder al recinto mencionado, entre ellas el agredido, que tiene a su alrededor a varios sujetos observándolo. No se distingue con exactitud lo que dicen entre ellos, pero por su tono hace pensar que discutían alguna situación.

El punto de inflexión del hecho se dio cuando uno de los presentes perdió la paciencia y soltó un duro golpe hacia la humanidad del abogado, que no pudo defenderse ante la agresión de varios hombres más.

En el material con duración poco menor a 40 segundos se escucha una voz femenina decir: "sus lentes sus lentes", mostrando empatía hacia el golpeado, que termina tirado en el piso.

 

Justo en ese momento, un ladrón que observaba todo  aprovecha la distracción para tomar el teléfono móvil del protagonista de hoy y escapar lentamente, como si nada pasara.

Apertura de los tribunales y juzgados federales

La mañana del lunes 3 de agosto reanudaron actividades presenciales los tribunales y juzgados federales del país, luego de tres meses y medio de suspensión de actividades por la emergencia sanitaria de Covid-19.

Los esquemas de protección sanitaria implementados a la entrada de las instalaciones, como toma de temperatura y aplicación de gel antibacterial, así como la reducción del aforo en las oficinas, para evitar aglomeraciones, resultaron en largas filas en los puntos de acceso.

Un abogado, que denunció el hecho violento, afirmó que la entrada a los juzgados es muy complicada, tanto en el Palacio Judicial como en los juzgados de la Ciudad de México y del Estado de México.