El 21 de enero se celebra el Día Internacional del abrazo, una fecha que se festejó por primera vez el 21 de enero de 1986 en Clio, Michigan; cuando Kevin Zaborney creyó que sería buena idea disponer de un día al año para dar abrazos sin ningún motivo y recordar la importancia de las muestras de afecto.

Una razón importante para no olvidar este día es que estudios han demostrado que el contacto físico como los abrazos tiene efectos positivos en la salud y aquí te presentamos algunos de ellos que quizá no conocías:

1. AUMENTA LA CONFIANZA Y SEGURIDAD
Cuando recibimos un abrazo nos sentimos apoyados, protegidos y confiados; formamos un vínculo con la otra persona de afecto y amor que nos ayuda a no sentirnos solos y confiar en el momento que estamos pasando.

2. RELAJA LOS MÚSCULOS
Cuando estamos abrazando liberamos oxitocina por nuestro torrente sanguíneo y convertimos la grasa en el cuerpo en energía que utilizamos para reparar los músculos de nuestro cuerpo. 
Si una persona tiene niveles de oxitocina saludables es más eficaz su conversión de energía para lograr reparar y crecer los músculos más rápidamente. 

3. FAVORECE TU FELICIDAD Y ÁNIMO
Los abrazos aumentan los niveles de oxitocina produciendo un mejor estado de ánimo lleno de optimismo, además de aumentar nuestro autoestima y por consecuencia nuestra escala de felicidad incrementa.

4. FORTALECE TU SISTEMA INMUNE
Al recibir una señal de afecto como un abrazo, nuestro sistema inmune se activa favoreciendo la creación de glóbulos blancos que nos ayudan a prevenir enfermedades y mejorar nuestras defensas.

5. COMBATEN EL INSOMNIO Y LA ANSIEDAD
El contacto físico nos ayuda a libera serotonina, haciendo que el sistema nervioso se relaje.
Cuando esté proceso sucede el cuerpo logra llegar a un sueño profundo que ayuda a reparar los niveles de ansiedad que se producen al no descansar. 

6. DISMINUYE LA PRESIÓN ARTERIAL 
 Los abrazos nos ayudan a regular la presión arterial, este proceso sucede cuando nuestro sistema nervioso se activa y se libera la hormona oxitocina regulando nuestra presión arterial si se encuentra elevada.

Aunque a causa de la pandemia por el virus COVID-19 las autoridades sanitarias han reiterado la importancia de guardar la sana distancia para evitar contagios, el panorama cada vez nos recuerda que si nos cuidamos estaremos más cerca de poder abrazar a las personas que amamos y disfrutar de todos los beneficios que nos brinda dar un abrazo.