compartir en:

Posdata… ¡Qué encuentro..! Una treintena de cincuentañeros y sesentañeros, se dieron cita recientemente en la Escuela Militarizada Cristóbal Colón, todos ellos ex alumnos de este tradicional y prestigiado Plantel Educativo… La recepción fue en la Galería, donde la directora Elena González dio la cordial bienvenida con bocadillos y aguas frescas en torno a una mesa donde las charlas conducían casi en su totalidad, afectuosas y nostálgicas, para referir reconocimientos al fundador de la institución el padre Armando Vargas Caraza, con anécdotas al por mayor en relación a él como sacerdote, maestro, artista, productor teatral de zarzuelas, actor, pintor, cantante y militar con grado de Coronel de Complemento que le extendió al Secretaria de la Defensa Nacional y desde luego el de Monseñor –Soldado de Cristo– que le enviara en su momento el Papa Juan XXIII… Los ahora cincuenta-sesentañeros, luego de esa convivencia transitaron con la Anfitriona, su asistente Gerardo Palma y el querido conserje Mariano Villegas con casi cuarenta años de servicio en la Institución… Pasaron por la Capillá Doméstica donde muchos volvieron al arcón de los recuerdos y algunos se postraron para la oración y persignación, recordando sus vivencias y al Padre Armando, cuando ahí oficiaba misas… El recorrido condujo a las instalaciones donde ahora está el nivel de Preescolar, que trajeron como recuerdo la pequeña alberca, donde muchos aprendieron a nadar, misma que ahora está convertida en una cisterna para abastecer en parte a la Escuela… La entrada al primer patio permitió avizorar los espacios del terreno que en secuencia el Padre logro adquirir con todo y su añorado frontón… Antes de llegar al Patio Central, la mirada obligatoria fue al pequeño cubículo donde el Padre Armando tenía la Dirección y Comandancia del Plantel, con un pasillo lateral y trasero por donde entraba y salía “secretamente” cuando le era necesario… Con satisfacción, Elena González mostró los trabajos de remodelación modernista realizados para dar acceso a la Biblioteca, donde lúdicamente se pretende inducir a los escolares y estudiantes, al hábito de la lectura… Cabe referir que la obra en proceso cuenta con buenos detalles… El grupo de los ex alumnos asistentes a esta visita, fue guiado a donde se encuentra la Cabina de Radio nominada Pablo Rubén Villalobos. ¡Muchas gracias por ello..! Ahí, Raimundo Cárdenas Medrano, también ex alumno, ha perfilado con sentido profesional y didáctico todo el quehacer que puede cumplir una estación radiodifusora; bien por Ray Cárdenas… Pasamos a la Terraza que domina el Patio Central y los tres niveles de las aulas que dan alojamiento a la enseñanza secundaria y preparatoria, donde fueron referidos nombres de docenas de alumnos y maestros “de aquellos tiempos” de hace treinta o cuarenta años, cuando estos jóvenes cincuntañeros y sesentañeros, ahí estudiaron… Cuánta riqueza en la memoria se conjuntó por todos los que ahí estábamos y compartimos esos momentos… En el Patio Central no podía faltar la foto del recuerdo frente al estrado con el gran escudo de la Institución, donde se presiden las ceremonias escolares y los festejos que tiene la Cristóbal Colón… Ahí quedó la gráfica para la historia de la Escuela y cada uno de quienes estuvimos y podemos referir: Jorge Zorrilla, Mercedes Alonso, Tere Suárez, Juan Crisóforo Alabaran, Jaime Serna, Jorge Humberto Burciaga, Javier Santa Cruz, Alfredo Cervantes, Arturo Salgado Diez, José Corbala, Gerardo Rubí, Alfonso Gómez Sevilla, Hilda Ruth Rodríguez, Ildefonso Herrera, Gabriela de la Paz, Jorge López Flores, Carlos Reyes, Soco López Flores, Pilar Quinto Garduño, Quena Medrano, Patricia Partida … En lo personal, cuanta satisfacción poder compartir esa tarde con todos estos, cincuenta y sesentañeros que fueron en su tiempo de estudiantes de secundaria y preparatoria, mis alumnos… Sus expresiones por nuestra relación fortalecida al paso del tiempo, que no ha sido poco, solamente me compromete a continuar mientras Dios lo permita, en nuestra diaria faena de tratar de ser simplemente un Profesor para quienes nos lo acepten en lo sucesivo, tras haber cumplido 55 años activo en la Escuela Militarizada Cristóbal Colón… ¡Gracias Padre Armando! ¡Gracias Ovidio Noval! ¡Gracias Elena González! ¡Dios los bendiga a todos! Y como dice nuestro Himno de la Escuela… ¡Gozosos cantemos un himno de gloria..!
¡Hasta mañana que será un día más..!

Por: Pablo Rubén Villalobos

[email protected]