compartir en:

Te habrás dado cuenta que una pequeña capa de polvo blanco cubre tu auto, antes de quitarlo con la mano o pasarle un trapo debes saber que la ceniza está compuesta por partículas de roca, lava petrificada y vidrio, así como residuos de azufre, por lo que combinados son una mezcla abrasiva a la carrocería del auto. 

Si quieres evitar dañar la pintura de tu auto sigue estos sencillos consejos:

»» Si la ceniza es demasiada que cubrió todo el vehículo, retira la mayor parte con un trapo o una escoba y guárdala en bolsas (la podrás utilizar posteriormente en tu jardín o macetas). Evita a toda costa tocar la carrocería de tu auto ya que de lo contrario rayarías toda la pintura.

 

»» Ya que tu problema disminuyó, lo más recomendable es lavar con abundante agua la carrocería para eliminar la mayor cantidad posible de ceniza depositada sobre la superficie del vehículo. Trata de que el agua que utilices no se vaya a la coladera si no a un jardín o trata de recolectarla de nuevo.

 

Esta es una recomendación extraña pero evitará que la coladera se tape, ya que cuando la ceniza se seca se hace piedra, obstruyendo el canal desagüe.

 

»» Después de eliminar el exceso de ceniza, se debe lavar la carrocería con un shampoo con pH neutro para contrarrestar los componentes ácidos de los residuos volcánicos.

 

»» Se debe evitar el uso de recipientes y trapos o cepillos para enjuagar el auto, ya que las partículas de cenizas se pueden volver a impregnar y provocar ralladuras en la carrocería.

 

»» Durante el proceso de lavado, se debe mantener mojada la carrocería del auto, de esta manera, la pintura del auto permanecerá lubricada y se reducirán los riesgos de producir rayones.

 

»» No olvides revisar que cada parte del auto esté libre de cenizas, especialmente los limpiaparabrisas, ya que si alguna partícula se esconde sobre ellos, podría causar rayones en las superficies de los cristales.

 

»» Recuerda enjuagar con abundante agua los restos de shampoo para así remover cada partícula de ceniza que se encuentra en el auto.

 

»» Después de realizar el lavado, viene el proceso de secado  donde se debe tener mucho cuidado, sobre todo en los accesorios que se vayan a usar. Para secar la carrocería del auto, debes usar trapos de microfibra o cuero sintético, esto evitará ralladuras en la pintura y la remoción de residuos nocivos en la carrocería.   

 

»» Para mejorar la estética a tu auto, puedes aplicar cera o cremas pulidorasy así además de protección más fuerte y duradera, tu auto tendrá un brillo de ensueño. Esto ayudará también a establecer una barrera contra los componentes ácidos de nuevas lluvias de ceniza.

 

»» Otro de los componentes que pueden sufrir afectaciones son los neumáticos, por lo que es recomendable utilizar productos especiales como cremas y líquidos para las gomas, ya que los residuos pueden afectar la durabilidad de tus llantas.

        

»» No olvides que los días posteriores debes lavar y limpiar con frecuencia el auto, hasta que cese la caída de cenizas.