compartir en:

Alimentarse sanamente, no sólo es cuestión de moda o estética, sino de salud ya que todo lo que comamos nos afectará al organismo.

Uno de los órganos que más resiente la mala alimentación es el cerebro, especialmente el hipotálamo el cual se encarga de regular tus niveles de energía, temperatura y hambre.

Para que tengas una buena salud cerebral, te decimos 10 alimentos que debes disminuir o eliminar de tu dieta porque sólo representan una bomba de tiempo.

1.- Todo lo que sea frito: destruyen lentamente las células nerviosas del cerebro, lo que deteriora la capacidad para aprender nuevos recuerdos. El riesgo aumenta si al cocinar, se utiliza aceite de girasol.

2.- Azúcares: su alto consumo, puede causar a la larga problemas de memoria y reducción de la capacidad de aprender, además de que incrementa el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares o diabetes.

3.- Comida rápida: puedes llegar a causar ansiedad y depresión. También afecta la producción de dopamina, hormona que participa en el aprendizaje, motivación y memoria.

4.- Los procesados: contienen alto niveles de azúcar, fructosa, sodio y grasa trans. Esta combinación puede dañar el sistema nervioso y eleva el riesgo de enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer.

5.- Cafeína: aunque ayuda al cerebro a estar alerta, también le causa dolor, eleva la ansiedad y los trastornos del sueño. Beberlo en exceso puede causar confusión, alucinaciones y en casos más extremos, la muerte.

6.- Fructosa: este sustituto de azúcar, impide el correcto funcionamiento de las células del cerebro, por lo que se presentan problemas de aprendizaje y de memoria.

7.- Sal: daña directamente la inteligencia y tiene un impacto negativo en la salud cardíaca, así como la presión arterial.

8.- Edulcorantes artificiales: a pesar de que aportan mucho menos calorías que el azúcar, consumirlo en exceso provoca a la larga, daños cerebrales y problemas con la capacidad cognitiva.

9.- El glutamato monosódico: es utilizado para potenciar el sabor y es muy utilizado en la cocina asiática, pero su consumo afecta la química del cerebro a través de la sobreexcitación de sus células hasta el punto de daño cerebral. Además de causar dolor de cabeza, fatiga, desorientación, obesidad y depresión, un estudio con roedores, citado por la Administración de Alimentos y Medicamentos, encontró que se afectan las células nerviosas del cerebro relacionadas con el Alzheimer o la enfermedad

10.- Gluten: inflama al cerebro y causa dolores de cabeza, ansiedad y depresión.