compartir en:

El “vishing” es un tipo de estafa que se realiza a través de llamadas telefónicas y busca obtener datos bancarios, alertó la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef).

El organismo explicó la forma de operar de este tipo de fraude: primero se recibe un mensaje de texto enviado supuestamente por una institución financiera, en donde se informa que se tienen cargos en alguna cuenta bancaria y que en caso de no reconocerlos se deberá responder dicho mensaje con la palabra no.

Minutos después se recibe una llamada en la que una supuesta operadora dice que si no se reconocen esos cargos, se debe proceder a la cancelación.

Al aceptar, expuso en su publicación “Consejos para tu bolsillo”, envían otro mensaje con un supuesto folio y una liga para ingresar a un portal falso del banco, en el cual solicitan ingresar número móvil, correo electrónico, número de tarjeta bancaria, número de identificación personal (NIP) de cajero automático y código de seguridad, con la promesa de que los datos están resguardados.

Para evitar dejarse engañar por este tipo de fraude, recomendó no responder los mensajes de algún correo sospechoso o remitentes desconocidos, y nunca ingresar contraseñas, sobre todo bancarias, a algún sitio si llegó por correo electrónico, chat o mensaje de texto.

Además, evitar proporcionar información financiera y llamar directamente a la institución bancaria ante cualquier duda, apuntó la Condusef.

“Toma en cuenta que ni las entidades financieras ni los operadores de tarjetas como Visa o MasterCard solicitan datos personales a sus clientes o la verificación de cuentas mediante correo electrónico, mensaje de texto o vía telefónica, a menos que el usuario contactara primero a la institución financiera”, señaló.