Como parte de las actividades teatrales que existen en la ciudad de Cuernavaca, jóvenes de un grupo teatral abrieron el telón para dar inicio a la primera función de la puesta en escena “Problemas de una adolescente”, en la sala Manuel M. Ponce.
Con el slogan “Yo hago teatro porque tengo algo que decir”, los artistas dieron vida a esta historia, la cual narra las circunstancias de un amor juvenil en chicos de secundaria que tras varios encuentros románticos quedan embarazados y comienzan una serie de cuestionamientos sobre él bebe y la pareja, así como los temores que experimentan al no estar bien informados. 
Los estudiantes se dieron a la tarea de practicar la técnica necesaria para dar vida a sus personajes en el escenario desde agosto del año pasado, con el objetivo de perfeccionar cada escena y ofrecer un trabajo espléndido al público asistente a este estreno. 
Al finalizar, los protagonistas junto con todo el equipo técnico recibieron el merecido aplauso de la audiencia por su desenvolvimiento actoral. 

Por: Alfredo Valdez   /  [email protected]

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...