Mide 58 centímetros y fue desarrollado por IBM Argentina. Utiliza un sofisticado software cognitivo que le permite moverse, interactuar e incorporar conocimientos.

“Gardelito” es el nombre que eligió la sede local de la compañía IBM para presentar al público argentino una de sus soluciones informáticas más avanzadas y a la que apuesta parte de su negocio futuro: la inteligencia artificial (IA).

Lo original es que, para hacer que este concepto informático sea realmente atractivo y fácil de entender, lo “muestra” a través de un pequeño y simpático robot humanoide, que mide 58 centímetros de estatura y al que bautizó con el nombre del ícono del tango. Lo presentó esta semana –por primera vez al público argentino– en una conferencia abierta, realizada en el Centro Cultural de la Ciencia (C3), en Palermo.

Allí Gardelito mostró cómo camina, juega al fútbol y baila para los chicos.

Pero, más allá de sus habilidades físicas, su fuerte está en que puede acceder, a través de internet, a los servicios cognitivos de IA que provee el Proyecto Watson de IBM. “Por ahora Gardelito es capaz de interactuar, en lenguaje natural, con cualquier persona y reconocer diversos objetos. Además, a través de Watson sabe qué día es hoy, la hora, el clima, la temperatura y el pronóstico del tiempo”, explicó a PERFIL Stella Loiacono, Chief Technology Officer de IBM Argentina.

Y agregó: “Lo entrenamos para poder mostrar claramente cómo funciona la tecnología de Watson a la hora resolver temáticas ligadas a la computación cognitiva”.

 

Pero lo más interesante de Gardelito, o mejor aún, de Watson, es que tiene capacidad de aprendizaje. Esto significa que a través del reconocimiento de imágenes y su contextualización, y de escuchar e interpretar preguntas, la IA puede ser entrenada para “conocer” a fondo diversos campos de trabajo y –buscando en sus bases de datos– aportar respuestas correctas.

El concepto que guía el desarrollo de IA es servir para amplificar la inteligencia humana y asistir a las personas en su trabajo: “Watson, o la interfaz que utilice esta tecnología, sea un robot o tablet, no podría sustituir a un médico. Pero sí ayudar en un hospital en las tareas que requieren mucho tiempo, como el escaneado de registros médicos o buscar entre miles de papers sobre una determinada enfermedad. Esto le permite al profesional tener más tiempo para hacer las tareas de mayor valor”.

 

Nota recomendada Instagram estrena ‘stories’ al estilo SnapChat

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...