Tlayacapan, Morelos.- “Los primeros días fueron de estupor, de no saber qué hacer o por dónde empezar; me fui al DIF y ayudé en lo que pude, dirigiendo el tránsito en la calle para que los camiones de ayuda humanitaria entraran y salieran de las instalaciones con más agilidad”.

Inicia así Ariel López Padilla el relato de su experiencia como voluntario tras el temblor, actor radicado en Cuernavaca, quien desde hace dos años había determinado trabajar en un proyecto para acercar la cultura a las comunidades, a través de la Fundación Sinergia Cultural. 

El sismo, precisa, aceleró el acercamiento del trabajo de la Fundación, en la que participan María Elena Figueroa, Humberto Rivera y Paulina Mancilla, su esposa, con los núcleos comunitarios.

Además de haber dirigido el tránsito, en los primeros días del trabajo humanitario, Ariel López se ocupó de algo fundamental, que fue pedir a la población que, independientemente del rumor que se hizo circular en redes sociales sobre un supuesto mal manejo de la ayuda por parte del DIF, no dejará de enviar apoyo a los morelenses.

Recordó que grabó videos en los que pidió a la gente que, antes de dar por hecho cualquier rumor, se acercara al DIF y constatara el trabajo, no sólo de las autoridades, sino de los ciudadanos.

“Ven a los centros de acopio para que tú seas testigo de lo que está pasando y no te quedes sólo con lo que se dice en las redes”, recordó haber escrito para contrarrestar las versiones que se hicieron circular con tintes políticos.

Después, la labor tomó rumbo y de manera coordinada con las autoridades se llevó todo tipo de ayuda a la gente; a casi tres meses, la emergencia no ha pasado y la convocatoria original que Ariel López lanzó a través de las redes sociales se mantiene vigente, porque esto llevará por lo menos unos tres años, y la sociedad civil tiene la responsabilidad, ahora, de construir una plataforma que se mantenga a pesar de la próxima transición política, advirtió el actor.

GENTE MARAVILLOSA

“Haríamos esto toda la vida, simplemente por volver a recibir los abrazos de agradecimiento y de un profundo amor, de la gente”, expresó, a su vez, Ari Fascovich, jefe de Misión Morelos, de la Fundación Cadena, comité de ayuda para desastres y emergencias nacionales de la comunidad judía en México.

Por: ANTONIETA SÁNCHEZ
[email protected]