compartir en:

CUERNAVACA, MORELOS.- José Sánchez es empleado del Registro Público de la Propiedad y Comercio y comentó que estaba con sus compañeros, cuando el edificio en el cual labora se empezó a mover muy fuerte.
Durante el siniestro se rompieron ventanas y cayeron cosas que había alrededor de ellos.
“Fue muy triste, hubo gente desmayada y con crisis, gente que, la verdad, no estaba preparada para una situación así. Ayudé a sacar a una señora que se desmayó en la entrada”.
José comentó que durante el terremoto pasado se refugió en un pilar, junto con otra señora, pues sentían que no les iba a dar tiempo de salir.
Aunque veían a la gente salir despavorida, sólo se refugiaron, pues lo consideraron más seguro, que correr y caer.
“Todos empezaron a correr y a mí, la verdad, me dio miedo porque caían cristalazos, por eso esperé hasta el último. Ahora voy a Jojutla, pues tengo familia afectada allá, le llevo alimento, sobre todo, y a ver en qué puedo ayudarla”.
José agregó que aproximadamente siete familiares perdieron su casa, al parecer, sólo dos probablemente puedan ser reparadas.
“Pues yo que tengo ya 72 años lo único que puedo decir es que, ante una situación así, mantengan la calma, pero sobre todo no abusar de los demás ante una catástrofe así. Espero que le sirva a la gente para ser solidaria siempre, no sólo en una catástrofe”.

"Hubo muchos desmayados. Estuvo muy feo porque había gente que no estaba preparada para esta situación.” José Sánchez

Por: MAYA OCAMPO /  [email protected]