compartir en:

Zacatepec.- La medalla de oro que México ganó en Londres 2012 sí genera  presión al equipo que Raúl Gutiérrez presentará en Río 2016.
Previo al amistoso de hoy entre Zacatepec y el Tricolor Sub-23, el “Potro” admitió que llegar como monarca defensor crea expectativas, y están conscientes de que deben luchar contra eso.
“El campeón defensor va con una etiqueta aunque sea de otra generación y te obliga a vivirlo de esa manera, a prepararte para un torneo complicado porque no solamente en estos Juegos Olímpicos pasa, pasa en todas las ligas del mundo que al campeón siempre hay que ganarle.
“Esa parte el equipo la ha adoptado con mucha responsabilidad, con muchas ganas; estamos pensando y entrenando en repetir esa posibilidad de ser campeones, y al final vamos a poner lo mejor de nosotros para que eso suceda”, afirmó.
El juego ante Zacatepec y uno más en Puebla, contra la selección Sub-23 de Argentina, serán los únicos amistosos pendientes antes de debutar en Río 2016, por lo que Gutiérrez cree que llegarán a un 90 por ciento al duelo del 4 de agosto contra Alemania.
“Llevamos tres partidos de la concentración pasada, le sumamos estos dos, y pensamos llegar al 90 o 100 por ciento listos contra Alemania, además de que es una necesidad importante llegar ya encarrilados al inicio del torneo, que lleguemos en perfecto momento”, destacó.
Por otro lado, no se entrenó porque prefirieron darles descanso.
“Tiene más que ver con un poco de recuperación. La cancha está en perfectas condiciones. Mañana (hoy) se van a adaptar muy bien”, dijo.
Prometió que en el juego de esta noche los 17 elementos que viajaron verán acción, entre ellos la figura Oribe Peralta; la única baja sería Alfredo Talavera, por lesión.
“Todo lo que hay con respecto a este juego cualquier afición agradece. Somos 17, y todos van a jugar. Decir quién inicia mañana no puedo, sólo que todos van a participar aunque sea poco; todos menos (Alfredo) Talavera que está en recuperación”, añadió.

Por: Santiago Beltrán