compartir en:

“Pensé en rendirme, pero noté que alguien seguía mis pasos”, es una frase motivacional que se lee hoy en día y es bien aplicada a esta gráfica. Un vendedor de artesanías y su hijo caminan en la Plaza de Armas, tal vez no fue un buen día, sin embargo,  habrá tiempo para recuperarse mientras no pierda la fe.
Foto: Valeria Ortega / DDM