CUERNAVACA, MORELOS.- En calidad de ‘elefante blanco’ con valor estimado en 42 millones de pesos se encuentra convertido el ex Hotel Chulavista, adquirido por la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM) en la administración de Alejandro Vera, y que con recursos de diversas fuentes sería rehabilitado.

Varias inconsistencias se encuentran en el proyecto de aprovechamiento del ex Hotel Chulavista, desde la adquisición y el origen de los recursos para la compra, hasta la inversión que gestionó el hoy vinculado a proceso por el delito de peculado y enriquecimiento ilícito, Jesús Alejandro Vera Jiménez.

La opaca y cuestionada administración de la UAEM en el periodo 2012-2017 mantiene aún diversas maniobras millonarios sin revelar, así como diferentes operaciones que podrían constituirse en un desfalco orquestado dentro de la máxima casa de estudios en gestión del entonces rector.

Era el 18 de Junio de 2014 cuando el Consejo Universitario aprobó la propuesta de realizar gestiones necesarias para la compra del ex Hotel Chulavista, para en él albergar lo que sería el nuevo Hospital Universitario y las instalaciones de la Secretaría de Extensión de la UAEM, así como la Dirección de Atención a Víctimas, la Dirección de Derechos Civiles y la Dirección de Formación Ciudadana.

Un mes después, Julio de 2014, el inmueble histórico ubicado en la calle Chulavista 213, colonia San Antón de la capital del estado, ya formaba parte de la relación de edificios en dominio de la universidad; a cargo del ex hotel ya estaba Javier Sicilia Zardain, quien se ostentaba como secretario de Extensión, y miembro de la presunta “nómina dorada”, que propios colaboradores denunciaron tiempo después.

Debido a que la administración central de la UAEM no dio a conocer los pormenores de la adquisición, como el costo de adquisición y la empresa inmobiliaria a la que le compró, al interior de la universidad se habló de una supuesta triangulación de la compra, en donde presuntamente hubo varios beneficiarios.

De acuerdo con los resultados de la convocatoria 2016 del Programa de Apoyo a la Infraestructura Cultural de los Estados (PAICE), de la Secretaría de Cultura, la universidad fue beneficiada con 7 millones de pesos; según el convenio firmado por Vera Jiménez, la máxima casa de estudios también aportaría una cantidad casi similar, 7 millones 637 mil 588.

En el citado convenio con la Secretaría de Cultura, la cláusula “segunda”, inciso “b” señala que a la presente firma del documento, la universidad acreditó la cantidad de 637 mil 588 pesos, por lo que no precisa si el resto, 7 millones de pesos, fueron aplicados en su totalidad para el inicio del proyecto que gestionó.

Además de poder asignar sanciones como la reintegración de los recursos a la Secretaría de Cultura, si no se cumplen las cláusulas y reglas de operación, el convenio especifica que la ejecución de la obra deberá efectuarse en un periodo no mayor a 12 meses, de acuerdo con el cronograma de ejecución.

El convenio para la aplicación de los recursos que asignó la Secretaría de Cultura, que en conjunto con los que entregaría la UAEM sumarían 14 millones 637 mil 588 pesos, marca un plazo de vencimiento al día 14 de marzo de 2018.

Pese a esto, el 16 de junio del 2017 se dijo que iniciaron los trabajos de restauración del ex Hotel para la instalación del Centro Cultural Cuexcomate, donde el entonces rector Alejandro Vera informó que la primera etapa quedaría concluida en mayo de 2018; sin embargo, a más de seis meses, el inmueble que le habría costado millones a la universidad, en la más aguda crisis económica, no muestra mayor avance.

Por: GUILLERMO TAPIA
[email protected]

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...