compartir en:

Se trata de un sensor instalado en el volante de tu auto, el cual puede detectar el aliento alcohólico de la personas que maneja, detener el auto y  enviar mensajes con la ubicación actual del vehículo a una serie de teléfonos predeterminados, así evitando accidentes.

Este nuevo sensor es llamado ‘Alcoshock’ y fue desarrollado por estudiantes del Instituto Politécnico Nacional (IPN) y su sistema se activa con niveles por encima de las 400 partículas etílicas en el aliento.

El costo aproximado del aparato está en los seis mil pesos, sin embargo, los creadores consideran que el sistema debe ser incluido en el armado original del auto y no alterarlo después.