compartir en:

Muchas personas consideran los dos hoyos al final de la espalda como algo muy sexy; los también conocidos como ‘Hoyuelos de Venus’ esconden un placer que enloquecerá a las chicas.

Venus es la diosa del amor y sí, por algo le dio su nombre a estos detallitos en la zona lumbar. Científicamente, aparecen cuando un ligamento corto se extiende entre nuestra piel y nuestra espina ilíaca superior. Pero eso no es todo, ¡el tener estos dos hoyuelos te ayudan a tener más orgasmos!

Aunque no es un hecho médicamente probado, muchas personas asocian estos sensuales agujeros con lo que denominan el “orgasmo total del cuerpo”.

Esta teoría hace referencia a la buena circulación de la sangre y a los impulsos nerviosos que las mujeres sienten al tener un orgasmo. Los hoyuelos serían los receptores de dichos estímulos nerviosos que, posteriormente, enviarían a lo largo de nuestra columna vertebral haciéndonos llegar al clímax.

Es una cuestión genética y no aparecen al adelgazar como piensan algunas personas. Lo positivo de tenerlos a la vista es que se demuestra que el porcentaje de grasa corporal es bajo porque están situados en una zona en la que no hay músculo.

Con información de Yahoo.