compartir en:

Un equipo de psicólogos del Centro de Neuroconciencia y Sistemas Cognitivos de la Universidad de Kent, en Reino Unido, han adelantado una investigación sobre la alteración o pérdida de la noción del tiempo que muchas personas experimentan al momento de utilizar las redes sociales o navegar por Internet.

La información completa de la investigación fue publicada en la revista Journal of Applied Social Psychology.

El grupo de especialistas afirma que las personas tienen una “percepción detenida” del tiempo, llegando a subestimar el número de minutos y horas que pasan en la Red, por causa de los efectos adictivos y de factores vinculados con la atención y la excitación.

Los usuarios de Facebook pierden más la percepción del tiempo mientras navegan por la red social.

La percepción del tiempo en la Red

Mediante el uso de ‘modelos de reloj interno‘, los psicólogos descubrieron que esta alteración del tiempo se genera en todos los internautas, pero destacaron que sus efectos se aprecian más entre los usuarios de Facebook.

Durante la prueba, los científicos realizaron un análisis a la respuesta cognitiva de 44 individuos a 20 imágenes, que se les fueron mostrando con distintas duraciones. Cinco de estas imágenes se relacionaban con Facebook, otras cinco se asociaban de forma más general con Internet, y las últimas diez se trataba de imágenes neutras de control.

Luego de mostrárselas, se les preguntó a los participantes cuánto tiempo creían que habían permanecido observando cada una de las figuras.

De acuerdo a los datos revelados por los psicólogos, los encuestados subestimaron más el tiempo que permanecieron contemplando las imágenes relacionadas con Facebook que el que pasaron viendo las de la Red en general, pero todas las figuras que algo tenían que ver con Internet generaban en los participantes una sensación mayor de tiempo retardado que las imágenes neutrales.

Los resultados de este estudio podrían tener implicaciones en investigaciones futuras sobre la conducta adictiva, concluyen los autores.