compartir en:

Cuando hablamos de inflamación, algunos alimentos culposos son obvios. TODOS sabemos que la sal, las grasas saturadas y esos alimentos artificiales tienen un impacto negativo en nuestra salud, pero ¿qué hay de esos productos que, aunque se vean bien, en realidad producen muchísimo gas?

1.- Chicle sin azúcar: El chicle sin azúcar puede causar dolor abdominal e inflamación. En primer lugar porque te obliga a tragar mucho aire, y en segunda, porque contiene alcohol azucarado, una forma de carbohidrato de difícil digestión. Después de ser digerido, éste encuentra las bacterias que lo fermentan y resulta en gas, inflamación, retortijones, dolor y/o diarrea.

2.- Agua mineral: La mayoría sabe que el refresco causa inflamación, pero el agua mineral hace lo mismo. Aunque no sea azucarado, el gas carbonatado del agua mineral puede inflamar el abdomen.

3.- Ajo: El ajo es de lenta y difícil digestión. Gracias a su pobre absorción por parte del tracto digestivo, cargan con agua al intestino y se fermenta por las bacterias, resultando en gas e inflamación. Sin embargo, esto no quiere decir que debas deshacerte de él. Hay personas más vulnerables a él y otra que no. ¡Experimenta!

4.- Palomitas: Las palomitas pueden causar inflamación simplemente por su volumen. Una porción ocupa el espacio de 3 a 4 pelotas de tenis. Y no, no tiene muchas calorías, pero ocupa mucho espacio en el estómago, lo cual puede ocasionar inflamación fácilmente.

5.- Ensaladas grandes: El efecto de una ensalada es doble. En primer lugar por su volumen, y en segunda por los vegetales que contienen un carbohidrato de difícil y lenta digestión. De estos vegetales destacan los hongos, la cebolla, la col y la espinaca.

6.- Café negro: Si eres intolerante a la lactosa, es obvio que no deberías agregarle leche o crema a tu café, o de otra forma terminarías con diarrea e inflamada. Sin embargo, el café por sí mismo es muy ácido, y si tienes un estómago muy sensible, puede ser un irritante. Y si todavía le agregas azúcar o un endulzante artificial, la inflamación podría ser PEOR.

 Creo que es importante recalcar que sólo porque estos alimentos causen inflamación, no quiere decir que debas evitarlos para siempre. La clave es comer estos alimentos estratégicamente y con menor frecuencia.