Usted está en un su auto en un largo viaje y por un largo tiempo. Está cansado y un poco más porque va en el asiento del conductor... en ese momento la inclinación a relajarse comienza a hacerse más fuerte.

En un momento usted ya no puede más con sus pies, y se saca sus zapatos de repente. Suena como una idea muy cómoda. ¿Pero es una idea segura?

No. Conducir descalzo es realmente peligroso, ya que sin zapatos perdemos superficie de apoyo y sensibilidad con los pedales.

Cuando vamos descalzos la base del pie es menor y menos homogénea que cuando llevamos calzado, lo cual puede provocar que no pisemos el pedal del freno correctamente, así, en un caso de emergencia, si no aplicamos la presión suficiente corremos el riesgo de sufrir un accidente.

Por otro lado, los pedales no están preparados para el contacto con la piel directamente por lo que, un frenazo, conducir en ciudad, donde has de intercambiar los pedales con mayor asiduidad, o trayecto largo pisando el acelerador, pueden causarte lesiones y heridas en los pies.

Por su parte, conducir con chanclas te priva de una mayor libertad de movimiento, de forma que nos impide conducir el vehículo de forma correcta.

Tenga en cuenta que las chanclas se pueden enganchar en los pedales, lo que nos impedirá pisar con precisión o con la velocidad necesaria, por lo que nos arriesgamos a sufrir un accidente por no poder actuar de manera correcta.

Conducir descalzo no es seguro, y en algunos estados son penalizados.

Esa es una creencia sostenida extensamente entre los instructores que conducen y los oficiales de la aplicación de ley, que sostienen que es menos seguro conducir descalzo que con los zapatos puestos.

Su capacidad de hacer las entradas correctas en los controles del vehículo cambia cuando usted no está usando zapatos. Incluso hasta con los tacones altos de una mujer, puede tener un impacto.

Aplicar la fuerza correcta en el acelerador o pedal de freno en diversas situaciones puede ser menos predecible, lo que hace que sea menos seguro para usted y otros conductores en las carreteras.

¿Es menos seguro conducir descalzo que con los zapatos puestos? Por supuesto, a usted le gustaría estar cómodo al volante, especialmente durante un largo viaje. Pero el peligro radica entre la diferencia entre de estar cómodo y relajado.

Los conductores cómodos pueden ser conductores alertas, que son capaces de responder con rapidez y eficacia, incluso en la autopistas. Pero la comodidad no tiene que estar en los pies descalzos.

El mensaje es simple, conducir sin zapatos no es ilegal pero no es el movimiento más inteligente que usted deba de hacer.

 

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...