compartir en:

Ahora llorar será una motivación para recuperar tu figura o al menos eso asegura un estudio realizado por el doctor Pete Sulack.

Según Sulack, al llorar, liberamos hormonas que funcionan como analgésicos naturales que ayudan a calmar el dolor y bajan los niveles de estrés, así como la liberación de adrenalina, (hormona encargada de la activación de nuestro sistema nervioso) y noradrenalina (conocida como la hormona del estrés).

Además, el estudio indica que las lágrimas contienen hormonas prolactinas, la hormona adrenocorticotrópica y leucina encefalina, todas producidas por el organismo cuando está bajo mucho estrés.