compartir en:

Los dinosaurios están de moda. Con el estreno de Jurassic World, regresaron las teorías de todo tipo, pero una no había sido tomada en cuenta…el sabor de la carne de estos extintos animales.

De acuerdo a un artículo publicado por El Comidista de El País, el asesor científico de Jurassic Park, Jack Horner, reveló el misterio: el velociraptor podría recordar al avestruz; el gallimimus, al pavo, y el triceratops, al ciervo.

Las creencias generales indican que su carne sería muy similar a las que hoy se venden en las carnicerías y supermercados.

“Aunque lo técnicamente correcto sería decir que es el pollo el que sabe a dinosaurio”, explica Jack Horner, asesor científico en todas las películas de la serie.

“Las aves actuales son descendientes directas de los dinosaurios, pero no todos los dinosaurios acabaron convertidos en aves, por lo que el sabor de la carne variaría mucho dependiendo de qué especie comiéramos, así como de su alimentación y de sus hábitos de vida”. Por ejemplo, no sería aconsejable comer un filete de T-Rex. 

Esto debido a que, a pesar de que era carnívoro, también era un carroñero y su carne podría estar contaminada por bacterias ingeridas al comer cadáveres en descomposición.

Sin embargo, otras especies carnívoras, como el velociraptor, si serían aptas para el consumo humano. Su sabor sería similar al de avestruz y su carne podría clasificarse de carne roja. 

La de los herbívoros Gallimimus, de fisionomía parecida a los raptores, también se podría consumir, aunque en este caso la carne estaría más cerca a la blanca del pollo o del pavo; mientras que gran saurópodo, como el braquiosaurio, sería parecido a comerse una vaca de 40 toneladas. 

Horner, de poder elegir, comería un triceratops. “Pasaba mucho tiempo quieto y comía hierba del suelo, así que supongo que sería como comerse un ciervo”.