compartir en:

Puyazo… ¿Organizaciones o Cárteles..? Listos como lo son nuestros políticos gobernantes cuando les conviene, para maniobrar en sus declaraciones todo lo que se les venga en gana, hacen parecer regular o bueno lo que es malo o pésimo, pues ahora resulta en ese ánimo grillero político, que una cosa es una organización criminal y otra un cártel del crimen organizado… Con esta tanteada, apareció ante los medios de comunicación recientemente Miguel Ángel Mancera, el gobernante de la Ciudad de México, luego de los sangrientos acontecimientos que se vivieron en la Delegación de Tláhuac, donde la Secretaria de Marina con sus efectivos lograron someter tras tremenda refriega a balazos, a un gran grupo de delincuentes entre los cuales se encontraba el cabecilla Felipe de Jesús Pérez Luna “El ojos”, quien fue abatido junto con 8 de sus sicarios y la detención de 16 de sus presuntos secuaces… La respuesta del grupo criminal por su violencia fue sin precedente tanto en los espacios de la Ciudad de México como en otras delegaciones, donde dejaron sentir su poder vengativo… Cuando hacemos referencia a la delegación Tláhuac, es porque este espacio geográfico de la Capital de la República tiene sus cercanías hacia los rumbos de Xochimilco y Milpa Alta, que a su vez resultan áreas geográficas cercanos y también en colindancia con nuestro Estado de Morelos, por los rumbos de Tlanepantla, Tlayacapan y Totolapan, donde se sabe que las estructuras criminales se movilizan con toda tranquilidad… Por los rumbos de Morelos hacia el Sur, con toda claridad se reconoce la existencia de una extensión del Cartel de los Rojos, donde el conocido capo apodado “El Carrete”, tiene sus espacios de poder y dominio… No entendemos porque en la Ciudad de México, Mancera pretende tapar el sol con un dedo, pues para todos es sabido que amén de lo ocurrido en Tláhuac, que él denominó ser sólo “una organización criminal”, este tipo de estructuras que han llegado a ser considerados cárteles, también se tienen por los rumbos de Iztapalapa, la Merced y Tepito, entre otros lugares, donde el dejar hacer y dejar pasar en la gran Metrópoli se ha convertido en una habilidad llena de complicidad de los gobernantes para no meterse en problemas con los capos… Prueba de esto simplemente lo es una declaración del rector de la Universidad Nacional Autónoma de México Enrique Graue, quien en el curso de los días de la tremenda confrontación en Tláhuac, externó el ánimo de “que pueda disminuir el narcotráfico por la venta de enervantes en los espacios de la Máxima Casa de Estudios”… He ahí las ficciones y verdades entre el gobernante de la Ciudad de México y el Rector de la UNAM… Cuestión de enfoques, pero nos parece más realista y sin demagogia lo dicho por don Enrique que lo respondido por Mancera.
Puyazo… ¡Mano Negra..! Tras un buen trabajo de enlace para poder ganar la simpatía, reconocimiento y solidaridad de la Confederación Patronal de la República Mexicana –Coparmex–, por parte de Graco Ramírez, el Gobernador del Estado quien los trajo al World Trade Center para una gran reunión nacional de esos empresarios, la “mano negra” gubernamental de la estulticia quedó al descubierto en el proceso de elecciones de ese organismo empresarial en Morelos… Los de la Coparmex local, culpan a Juan Carlos Salgado Ponce, secretario de Economía, quien incluso presuntamente dio ordenamientos a la Secretaria del Trabajo para la “toma de nota” correspondiente… La Coparmex Nacional crítico, rechazó y protestó frente a esta intromisión de los agentes del Gobierno del Estado, que no han desmentido… Pareciera que lo de la Coparmex en Morelos está en el aire, pero anticipamos que con el peso específico político, económico y social que tiene la Coparmex Nacional, cuyos empresarios forman parte de la gran iniciativa privada que invierte para generar empleos en el País, y de los cuales el beneficio también lo recibe por parte de esos empresarios la entidad morelense, sin duda alguna que el proceso de elecciones de la Coparmex Morelos tendrá que repetirse, como consecuencia de la convocatoria y las disposiciones que ordene la Coaprmex Nacional, que se debe reconocer tiene y se ha ganado un poder de a deveras… Más claro no se puede y quien mande o quiera meter la “mano negra”, debe pensarlo dos veces… ¿Le jalarán las orejas..? ¡Qué empinada! ¡Ahí se las dejamos!
¡Hasta mañana que será un día más..!

Por: Pablo Rubén Villalobos

[email protected]