Pregunta Ingenua… ¿Y la Biblioteca, Vera..? Haciéndole al media cuchara o aprendiz de albañil, casi al inicio de su gestión como Rector de la Universidad Autónoma de Morelos, Alejandro Vera fue a echarle unos cucharazos de mezcla a alguno de los rincones abandonados y semidestruidos de lo que fuera la Biblioteca Central Miguel Salinas, ubicada en la Calle Rayón esquina con Comonfort, en el Centro Histórico de Cuernavaca… Añero este edificio, con un gran e interesante acervo histórico y tal vez bibliotecario, así como con un muy resistente mobiliario entre libreros, sillas y mesas, la otrora muy visitada Biblioteca Central de repente y por alguna ideota proveniente de no recordamos qué Rector, le cerraron sus puertas… Esta Biblioteca –nuestra Biblioteca–, durante años tuvo como su director administrador a un destacado maestro morelense originario de Chamilpa, don Gualberto Castañeda Linares, escritor de un gran libro de Geografía relacionada con Morelos, el cual sirvió a la educación allá por la década de los 60’s, del siglo pasado… Vera se lució como aspirante albañil frente a las cámaras, para anunciar la restauración de ese espacio bibliotecario que bien puede servir como una sala multiusos para impulsar eventos culturales en pleno Centro de Cuernavaca como en los ayeres… La demagogia hizo creer lo que prometió Vera… El descuido tiene en abandono ese histórico recinto… ¿Qué hará Vera en lo que le resta de su tiempo como Rector o antes de irse a su campaña política… Alejandro sabe que le queda poco a su sexenio para entregar tal edificación a la comunidad Universitaria y a los morelenses… ¿La dejará en el abandono sin cumplir la palabra empeñada para su restauración..? Ojalá que estemos equivocados para comentar lo contrario… ¡Vera tiene la palabra y la responsabilidad..! Vale la pena políticamente que cumpla… ¡Él lo sabe! ¿Omisión..?
Post Data… ¿Y el Alcoholímetro..? En total anarquía y al gusto de quienes tienen el mando en los municipios del Estado, algunos de sus alcaldes, síndicos y regidores, sin más que su autoridad deciden cuándo sí y cuando no funcionan los operativos del alcoholímetro… A conveniencia de las fechas turísticas por razón de los puentes, los ediles ponen o retiran a quienes tienen la responsabilidad de vigilar vialidades y aplicar sólo bajo su criterio, y tal vez al de tín Marín a quién sí y a quién no paran para certificar si van alcoholizados o no y en qué grado según lo registre el aparatito… Hay espacios municipales donde definitivamente el alcoholímetro no se ha aparecido y todo parece indicar, que no entrará en funciones, en unos casos por ser presuntamente innecesario y en otros por no contar con los recursos humanos, de equipamiento y vehículos, ni mucho menos del recinto a donde irán a pernoctar (encerrar) a los alcoholizados que lo merezcan… La cuestión de la aplicación del alcoholímetro no es cuestión menor, pues no sólo se trata de sancionar con eso de las multas por ir en estado de embragues y lo del encierro de la unidad con el pago de quién sabe cuántas cuestiones, entre grúa y corralón sino lo más importante a donde va a enchirolar ¾eso equivale a encarcelar¾ provisionalmente a los encuetados… Nos parece que en Morelos, por lo menos hasta el momento no hay un lugar adecuado como El Torito de la Ciudad de México, donde a todos los borrachos, ebrios, briagos o pedos, sin distingo de mujeres, hombres y de los otros sexos los guardan las 72 horas de rigor a efecto de que sufran no sólo la cruda física sino la moral y paguen con algún servicio social y la vergüenza el hecho de haber sido ahí consignados… Acá en Morelos no tenemos tal sitio, salvo que alguna autoridad diga lo contrario como servicio existente para qué espacio, en virtud del distanciamiento municipal entre sí y de muchos de estos con el Gobierno del Estado… Mientras no haya coordinación con entendimiento entre el Gobierno estatal en responsabilidad de Graco Ramírez y los 33 munícipes para abrir los Toritos correspondientes en cada región del Estado para que ahí lleven a los amantes de Bacco lo del alcoholímetro en nuestro Estado sin lugar a dudas es sólo un sueño borincano y como consecuencia un mito… ¡Ahí se las dejamos a los que tienen que ver con este asunto de los borrachales que irresponsablemente manejan poniendo en riesgo no sólo su vida y la de sus acompañantes, sino la de gente inocente que nada tiene que ver con sus borracheras..!
¡Hasta mañana que será un día más..!

 

Por: Pablo Rubén Villalobos

[email protected]

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...