CUERNAVACA, MORELOS.- El Ayuntamiento de Cuernavaca no sólo adolece de falta de transparencia, sino que la misma ha servido para que familiares de los servidores públicos hayan encontrado cobijo en una nómina que se presumía sería destinada para los más capaces.
No sólo los regidores del Partido Acción Nacional (PAN) Modesta Ruiz Santos y Jorge Pallares Morales, han hecho uso de las negociaciones para ubicar a sus cercanos y hasta a su dirigente partidista Héctor Guerrero Martínez y su familia.
En su momento, desde el interior del cabildo se dio a conocer que el secretario del Ayuntamiento, Roberto Yáñez Moreno, ubicó a su papá, el ex regidor (2009-2012), Roberto Yáñez Vázquez, en la Dirección de Bosques y Barrancas, y a pesar de los señalamientos de nepotismo, éste último continúa en el puesto, sin tener el perfil para ello, pues es médico de profesión, y las atribuciones del cargo requieren de un biólogo.
Asimismo, se han hecho referencias de que el oficial del Registro Civil 01, Emilio Roca Díaz, tiene parentesco político con el secretario del Ayuntamiento, lo que no ha sido impedimento para estar en el cargo.
Aunque no ha habido pronunciamiento oficial por parte de los regidores, hay señalamientos de sus equipos de trabajo, que, algunos de los que conformaron el llamado G-9, opositor al inicio de la administración de Cuauhtémoc Blanco, no han tenido la misma posibilidad de colocar a su gente, ya que dicen, el diputado Julio Yáñez  los tiene castigados.
Sin embargo, se habla de que hay más familiares de funcionarios incrustados en la nómina del Ayuntamiento, lo que no se ha podido constatar, pues la nómina con nombres y cargos no se ha dado a conocer en la página de transparencia. 

¿Nepotismo?
El secretario del Ayuntamiento, Roberto Yáñez Moreno, colocó en la dirección de Barrancas a su papá, Roberto Yáñez Vázquez; y en la oficialía del Registro Civil 01 a quien se señala como pariente político, Emilio Roca Díaz; ambos siguen en el cargo

Por:  Rogelio Ortega  /  [email protected]
 

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...