La crisis de ansiedad se reconocen a nivel físico porque la persona que las sufre tiene algunos de estos síntomas: palpitaciones, sudoración, temblor, sensación de ahogo, dolor en el tórax, mareo, aturdimiento o desmayo, temblores, náuseas, hormigueos, escalofríos o calores…
Si tienes ansiedad puedes sentir inquietud, agobio, sensación de amenaza o peligro, ganas de huir o atacar, inseguridad, sensación de vacío, sensación de extrañeza o despersonalización, temor a perder el control, recelos, sospechas, incertidumbre, dificultad para tomar decisiones.
En casos más extremos, temor a la muerte, a la locura, o al suicidio.
Según los especialistas, las crisis de ansiedad aparecen bruscamente y alcanzan sus máxima expresión en los primeros diez minutos, tiempo en el que se suceden al menos cuatro o más de los síntomas arriba descritos.

Ansiedad:
un sistema de alerta
La ansiedad no es sino un sistema de alerta ante situaciones consideradas amenazantes, y su función, explica el psicólogo clínico José Carlos Baeza Villarro, es movilizar al organismo, mantenerlo alerta y dispuesto para intervenir frente a los riesgos y amenazas, de forma que no se produzcan o se minimicen sus consecuencias.
La ansiedad “mejora el rendimiento y la adaptación al miedo, y actúa también como un sistema de prevención y defensa”.
“El problema viene cuando la activación psicológica y fisiológica que acompaña a esta respuesta alcanza unos niveles muy altos y ello se traduce en síntomas físicos y psicológicos que comprometen la salud”.
Es importante evitar la respiración superficial, intensa y rápida (hiperventilación) porque agrava la sintomatología ansiosa, genera un aumento de la sensación de ahogo y facilita el camino hacia las crisis de pánico.
Se recomienda practicar la respiración abdominal:inspirar con tranquilidad durante varios segundos, y luego expirar de forma lenta.
Concentrarse en una lectura, un paisaje, una conversación, y no en los propios síntomas.
No tomar café porque no favorece nada, y tampoco alcohol, porque aunque es un depresor del sistema nervioso, después aumenta la probabilidad de crisis de pánico.

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...