compartir en:

Si eres de los que constantemente está criticando la ortografía y gramática de los demás, debes saber que un estudio publicado en marzo sugiere lo que hemos sospechado todo este tiempo: Las personas que están obsesionadas con la gramática no son tan agradables como el resto de nosotros.

Para el estudio, los científicos  Julie Boland y Robin Queen de la Universidad de Michigan, pidieron a 83 participantes leer las respuestas de correos electrónicos que otros enviaban para solicitar ser roomies, y evaluar el escrito tanto en los criterios sociales y académicos.

En este estudio había tres tipos de mensajes diferentes: Los correos electrónicos sin errores, aquellos con errores gramaticales y otros con solamente errores tipográficos. Además, se les pidió a los participantes evaluar la personalidad de los candidatos.

Los resultados:

De acuerdo con la investigación Boland y Queen, los participantes más agradables (según lo determinado por los resultados del índice de personalidad Big Five ) tendían a evaluar los errores gramaticales de manera menos severa que  los participantes menos agradables, quienes se mostraron más críticos al respecto, como el uso de expresiones coloquiales.

El estudio, publicado en la revista PLoS ONE  especula que la diferencia entre los dos grupos puede ser porque la gente menos agradable es menos tolerante a las desviaciones de lo convencional.

“Las personas más extrovertidas eran propensas a pasar por alto los errores ortográficos. La gente menos agradables era más sensibles a la gramática, mientras que las personas más conscientes y menos abiertas fueron sensibles a errores tipográficos”, revelaron.

La investigación que correlaciona el tipo de personalidad con las actitudes lingüísticas, es un campo relativamente nuevo de estudio. Ha habido una tendencia reciente en el campo que analiza las características psicológicas de este tipo, como índices o predictores de cosas como las actitudes lingüísticas.

Con información de Mashable.