compartir en:

Si quieres que tu vida fluya bien y que tu salud mejore, debes dormir al menos 8 horas pero, un nuevo estudio realizado por la National Sleep Foundation acaba de revelar que cada persona necesita ciertas horas de descanso acorde a su ritmo de vida.

Pocas personas priorizan el sueño y esto es algo entendible; muchas veces el tiempo no nos alcanza para cumplir con diversas tareas como el trabajo, los compromisos de familia, la preparación académica, entre otras. Además, también existe la necesidad natural de divertirnos y eso nos puede restar unas horas de la noche y no es que no deseemos dormir, sino que el tiempo cada vez es más reducido.

Para tener un mejor descanso debemos organizarnos en horarios. Es importante controlar las horas de sueño de los niños y de las personas de la tercera edad, ya que cada etapa de la vida demanda una cantidad de horas de sueño específica:

Recién nacidos (0-3 meses): Deben dormir entre 14 y 17 horas al día, lo mínimo aceptable es 11 horas y exceder las 18 horas diarias no es aconsejable.

Bebés (4-11 meses): Lo recomendable es que duerman entre 12 y 15 horas diarias, aunque también es aceptable unas 10 u 11 horas, pero nunca más de 18 horas.

Niños pequeños (1-2 años): Ellos necesitan dormir entre 11 y 14 horas al día. Menos de 9 o más de 15 o 16 no es recomendable.

Niños preescolares (3-5): Lo correcto sería que duerman entre entre 10 y 13 horas. Si duermen menos de 7 o más de 12 horas es porque algo no anda bien.

Niños en edad escolar (6-13): Entre 9 y 11 horas.

Adolescentes (14-17): Ellos necesitan dormir entre 10 y 9 horas.

Adultos jóvenes (18 a 25): Lo sano es dormir entre 7 y 9 horas diarias, pero nunca menos de 6 ni más de 11.

Adultos (26-64): En esta etapa de la vida lo ideal es dormir entre 7 y 9 horas, aunque por factores externos no siempre se logra. Hay que hacer siesta de vez en cuando.

Mayores 65 años: Lo saludable es dormir entre 7 y 8 horas al día.

Con información de RPP.